• Las inversiones seguras y rentables suelen ser muy poco líquidas. Por ejemplo la compra de un bien inmueble.
  • Las inversiones seguras y líquidas suelen ser muy poco rentables. Por ejemplo guardar el dinero en el colchón.
  • Las inversiones liquidas y rentables suelen ser menos seguras. Por ejemplo las acciones en la bolsa.

Hay que analizar cuál es la que más se ajusta a nuestra filosofía de inversión antes de invertir y así ir planificando la cartera de inversión.

Posibilidades de inversión interesantes

  • Cuenta corriente o cajas de ahorro, muy baja rentabilidad, liquidez inmediata.
  • Plazos fijos, baja rentabilidad, liquidez dependiendo del plazo pactado.
  • Renta fija soberana, letras del tesoro, pagarés del estado, bonos del estado, baja rentabilidad, liquidez depende del vencimiento.
  • Renta variable, acciones en mercado regulado, alta rentabilidad y liquidez en todo momento.
  • Derivados, opciones, futuros y warrants, máxima rentabilidad (también para las pérdidas), se pueden vender algunos en cualquier momento y otros en el vencimiento.
  • Fondos de inversión, según el fondo la rentabilidad es alta o baja, la liquidez es inmediata, es una de las mejores inversiones para quien no quiere arriesgarse mucho.
  • Planes de pensiones, la rentabilidad es alta o baja dependiendo del plan y la liquidez está sujeta a lo que dice la ley, no es en todo momento.
  • Seguros de ahorro, la rentabilidad es baja o media según el producto y la liquidez depende de las condiciones de la póliza.

Para inversores no expertos la solución son los Fondos de Inversión que ajusta la cartera de inversión a nuestras posibilidades y cuentan con un equipo de expertos en seguimiento de inversiones. Permiten ahorrar a largo plazo y con un capital mínimo, no son muy riesgosos, tienen liquidez inmediata, ventajas fiscales y asesoramiento profesional.

LA REGLA DE ORO DEL INVERSIONISTA es: invertir en productos que se entiendan cómo son y cómo funcionan.

En lo que se refiere a renta fija y variable, la primera tiene muy poca rentabilidad siendo altamente segura y la segunda tiene mucha rentabilidad pero es sumamente arriesgada.