En la popular zona de Rembrandtplein (Plaza Rembrandt) y en Leidseplein hay muchísimas terrazas donde comer algo ligero, aunque se trata de locales muy orientados –en servicio y precio- a lo turístico.

Restaurante donde comer en la zona de la Plaza Rembrandt

La comida neerlandesa tradicional apunta a colmar el hambre del comensal. Por eso, sus platos son simples y cuentan con ingredientes que sacian el apetito, como las patatas, la carne, los embutidos, los pescados y los mariscos.

Uno de los platos típicos de Holanda es el hutspot, que se trata de un puré de patatas con cebolla y zanahorias. Otro plato sencillo e ideal para comer rápido es las patat, es decir, las patatas fritas que venden en innumerables puestos callejeros, contenidas en un cono de papel que permite degustarlas mientras caminas.

En Ámsterdam podemos probar el Hutspot típico

Algunos otros tentempiés que te pueden tentar son el Maatjes haring (arenque crudo acompañado de cebolla y pepinillos), el rookworst (salchicha ahumada) y el bitterballen (albóndigas fritas que se suelen servir como tapas).

bitterballen, unas croquetas que se suelen tomar como una tapa

Más allá de sus platos típicos, Ámsterdam ofrece mucha variedad de comida de todo el mundo, en especial indonesia, por su pasado colonial.

A la hora de tomar un bocadillo rápido entre comidas, probar algún queso holandés es una excelente idea. Los más típicos son el Edam, el Maasdam y el Gouda. Para la merienda, seguramente tengas entre tus opciones favoritas las deliciosas stroopwafels, que se tratan de dos láminas de galletas de mantequilla con una capa de caramelo en el medio.

La cerveza en esta ciudad es muy importante para acompañar las comidas o para tomar algo luego de la cena. La más elegida en Ámsterdam es la Pils (cerveza rubia), cuyas marcas más famosas son Heineken y Grolsch. Si prefieres la cerveza negra, una buena marca para degustar es Bokbier.

Restaurantes y locales de comidas recomendados

Si no sabes dónde comer en Ámsterdam, te damos una ayuda:

  • Greetje en Peperstraat 23-25: tienes que conocer este lugar si deseas probar la verdadera comida holandesa pero con presentación moderna.
  • Wok to Walk: se trata de una cadena de restaurantes de comida para llevar cuya especialidad son los platos cocinados al wok. Puedes deleitar sus platos caminando por Ámsterdam o en las pocas mesas que tienen en sus locales.
  • Winkel 43: éste es un local pequeño y con buena atención. Se encuentra en el barrio de Jordaan, muy cerca de la casa de Anna Frank y el Barrio Rojo.
  • FEBO: Ámsterdam está llena de locales de comida rápida que pertenecen a esta cadena. Allí se pueden encontrar máquinas expendedoras que ofrecen bocadillos rápidos como hamburguesas, perritos calientes, croquetas y todo tipo de snacks para comer a toda hora del día. Se recomienda ir a los más frecuentados así la comida es más fresca.
  • Café Ámsterdam: si desea sumar visita histórica más un lugar bonito y elegante para comer, el resultado es este café. No te pierdas este local renovado, donde antiguamente funcionaba la famosa estación de aguas. Se encuentra en  Watertorenplein 6.