Dijon es la capital de la región de Borgoña. El rio Ouche baña sus costas. Está solo a 260 km. de París. Si bien esta ciudad fue bombardeada seriamente durante la Segunda Guerra Mundial, todavía se puede disfrutar una gran parte de su arquitectura medieval.

Figura de La Chouette

Se puede comenzar por La Chouette, manera en que es conocida la lechuza que adorna la esquina de la Iglesia de Notre Dame de esta ciudad. Este ícono de la ciudad está esculpido en la misma piedra que conforma la pared de la iglesia. Les damos un pequeño tip: se dice que hay que tocarla con la mano izquierda desde el lado izquierdo y ésta les concederá un deseo.

Luego pueden darse la vuelta alrededor de la Iglesia. Fue construida alrededor del año 1220. Observen la maravillosa fachada, con sus columnas y sus gárgolas. Otra iglesia muy imponente que se puede ir a conocer es la catedral gótica de San Benigno.

Acérquense a conocer el Palacio Ducal, un edificio hermoso que oficia de hogar para una colección enorme de arte y artículos de la época romana. Recomendamos mucho ir a verlo y, encima, es gratuito.

Pozo de Moisés

Es necesario ir a conocer el Pozo de Moisés, creado por el escultor Claus Sluter para el claustro de la Cartuja de Champmol. Hoy en día este lugar sirve como hospital psiquiátrico pero es accesible al público en general.  Además, para llegar a este lugar podemos tomar el Coule Verte y  hacer una linda caminata. El Coulee Verte o Paseo del Ouche es camino peatonal y para bicicletas que nace en el hospital psiquiátrico y bordea el rio.

Finalmente, no se puede terminar el viaje sin elegir algún lugar de la gran oferta gastronómica de la ciudad para probar algunos de los platos típicos de la región. ¡Muy buena manera de terminar el recorrido!

¡No te olvides de llevar mostaza Dijon para tus amigos!