Alimentación en función de la edad del niño

Durante las edades 1 a 2 años tienen que tomar leche entera porque esa grasa extra que tiene es necesaria para sus músculos. Pasados los dos años el niño puede tomar leche parcialmente descremada. Los alimentos sólidos van desde carne, pollo, verduras como papa, batata, zapallo, frutas como el plátano o la manzana cocida. También sopas de sémolas y de verduritas cortadas.

A partir de los 2 años ya está en condiciones de comer todo tipo de alimento y hay que acostumbrarlos de a poco a combinar alimentos que seguramente a principio no le van a gustar pero es conveniente seguir insistiendo para ir formándole el gusto.

En esta etapa el niño tiene que comer con cuidado:

ALIMENTOS CON CONTENIDO GRASO Y CON AZÚCARES: estos alimentos son los preferidos por los niños porque aquí están las papas fritas, caramelos, jugos, gaseosas, etc, pero deben consumirse con cierto cuidado para que el niño no deje de lado la comida verdaderamente saludable.

ALIMENTOS QUE HACEN QUE EL NIÑO SE PUEDA AHOGAR: dentro de los primeros 5 años el niño puede atorarse con determinados alimentos como caramelos, algunas verduras crudas, nueces, almendras.

A partir de los 6 años, si el niño tiene una tendencia a engordar o tiene antecedentes de sobrepeso, es hora de empezar a darle alimentos bajos en grasas:

Carnes magras, frutas, verduras, muy pocos fritos y lácteos descremados. En lo posible no tener en el hogar alimentos con contenido de grasa porque eso facilita que el niño coma de manera descontrolada.

La dieta equilibrada se vasa en verduras y frutas, evitando fritos y alimentos ricos en grasas

Los kioscos de las escuelas son en verdad un peligro porque venden todo aquello que el niño no debería consumir.

Si es posible que el niño lleve a la escuela comida saludable y que él la disfrute se tiene la situación ideal, pero no se puede pedir todo así que si el niño consume muchas golosinas en la escuela hay que compensar en los otros horarios con alimentos sanos. De a poco es recomendable que el niño vaya entendiendo la necesidad de la buena alimentación ya que en algún momento va a ser autónomo en este sentido y responsable de su propia salud.