Como vegetarianos o como personas que quieren empezar a probar esta dieta es bien importante que conozcamos a la perfección la pirámide alimenticia vegetariana, ya que gracias a ella podemos nosotros mismos armar un menú variado y que se adapte a nuestro paladar según nuestros gustos gastronómicos.

Porque si algo necesita la comida con platos vegetarianos para alguien que apenas empieza con esta dieta y para quien sigue esta filosofía de comer, es equilibrio y mucho sabor, cosa que podremos hacer sabiendo que la base de la pirámide se compone de la manera siguiente.

  • En primer lugar encontramos:
    • Panes
    • Cereales
    • Pasta
    • Granos
  • En segundo lugar se encuentran:
    • Frutas
    • Verduras
    • Frutos secos
  • En tercer sitio
    • Productos lácteos
    • Las proteínas como el tofu, frijoles, huevos, etc.
  • Y en último y cuarto sitio
    • Aceites
    • Grasas
    • Azucares

Ojo, en el caso de las dietas veganas esto cambia en los productos pues no se consume ningún producto animal, pero en sí es un modelo muy parecido pero que excluye en su totalidad los alimentos de origen animal.

Un plan semanal equilibrado

Pero si nos interesa en sí tener un modelo para hacer nuestro propio plan de una dieta equilibrada y vegetariana te recomendamos seguir el siguiente régimen y adaptarlo a tus gustos y paladar.

Para desayunar

  • Café o té donde puedes agregar la leche de tu agrado y endulzarlo de forma natural
  • 1 pieza de fruta de temporada
  • 1 rebanada de pan integral con granos o crema de maní hecha en casa
  • Una porción de huevo, tofu o cualquier proteína

Para merendar

  • Fruta de temporada y galletas integrales
  • Te, café o infusiones calientes o heladas

Para comer

  • Infusión de tés o jugos de frutas
  • Una porción de ensalada con aderezos bajos en grasa o aceite de olivo
  • Una porción de proteína cocinada al gusto, por ejemplo espagueti de verduras o tortilla de huevos y quesos
  • Una porción de pan integral o adicionado en nutrientes (nueces o frutos secos)
  • Una porción de fruta o dulce

Para la cena

  • Una porción de ensalada de fruta o verduras
  • Infusiones
  • Smoothie, avena con leche o alimentos semejantes
  • Galletas de arroz o de agua

Este tipo de dieta se puede alternar si por ejemplo comemos más pesada la cena que la comida. Y gaseosas, dulces y recetas ricas en grasa como el queso frito, se pueden programar para evitar su exceso.