La dieta DASH viene de las siglas en inglés dietaryapproaches to stop hypertension o en español, medidas dietéticas para disminuir la hipertensión, y como su nombre indica es una dieta que se recomienda para personas con inclinación a la hipertensión o con la enfermedad en sí.

Pero no es una dieta medicinal sino una que todos podemos seguir porque está llena de alimentos ricos que nos hacen mucho bien y que son muy variados, pero permite bajar de peso porque disminuye el consumo de sal, de grasas, azúcares refinados y carbohidratos.

Además la dieta se realiza no solamente con una gama rica de alimentos variados, sino con un programa de ejercicios para que le dieta se complemente a diario.

Un ejemplo de plato propio de la dieta Dash

Pero bueno, veamos cuál es un plato típico de la dieta Dash y decidamos si queremos seguirla o no.

  • Una porción de productos de grano, como una rebanada de pan
  • Una porción de vegetales, una taza
  • Una porción de fruta, una fruta mediana
  • Una porción de lácteo en una taza de yogur sin grasa
  • 1 porción de carne magra a la plancha
  • Semillas en ½ taza de frijoles
  • 1 porción de grasa saludable en una cucharadita de mantequilla

Como vemos, es un plato abundante y lleno de salud. Pero ojo, se debe reducir al mínimo la ingesta de bebidas alcohólicas y no se contemplan las sodas o gaseosas.

Una dieta que todos pueden seguir

En realidad la dieta Dash no plantea ningún secreto, sino la forma en la que deberíamos vivir la alimentación regular, cuidando la calidad de lo que consumimos y evitando los alimentos dañinos para la salud, sin olvidarla actividad física que nos encanta evitar pero en realidad es imprescindible.

Como puedes ver la dieta Dash es perfecta porque no contiene alimentos raros o “milagrosos” que ponen en riesgo la salud, lo cual la hace una dieta muy fácil de seguir y que no necesitará de un presupuesto extra y desorbitado para poder mantenernos delgados. Síguela y disfruta de los beneficios a tu salud y de verte como te sentirás, genial.