Ya solo el nombre de este pájaro originario de Australia nos da una idea de su gran hermosura. Se trata de un ave  paseriforme de la familia Estrildidae que se cría en cautividad para su venta. Tiene una gran variedad de colores, que se pueden combinar de muchas formas y maneras, por lo que los criadores de esta especie suelen tratar de conseguir siempre ejemplares originales y todavía más bonitos.

Tres variedades, según el color de su cabeza

El diamante de Gould puede tener muchos colores en su plumaje: negro, rojo, verde, amarillo, naranja, azul… pero su cabeza solo tiene tres tonos, que son las tres variedades que se conocen de esta especie. Los de cabeza negra son los más comunes, le siguen los de cabeza roja y también existe una variedad mucho menos frecuente y por ello mucho más cara, con la cabeza naranja.

Los machos suelen tener colores más brillantes y el pecho de tonalidad púrpura mientras que las hembras tienen tonos más apagados y el pecho suele tirar más al malva. Pero en ambos casos, son pájaros extremadamente coloridos y alegres.

Tanto machos como hembras son pequeños, no superando normalmente los 15 cm de longitud.

Una de las variedades de este gorrión de Gould

Particularidades de esta especie de aves

Los diamantes Gould son una especie de ave monógama. Su pareja lo es de por vida y es algo que se debe de tener en cuenta cuándo se van a adquirir varios ejemplares. No requieren unos cuidados demasiado especiales, aunque tienen frecuentemente deficiencia de yodo, sobre todo en los períodos de muda, por lo que es conveniente darles algún preparado para reforzarlo. También hay que controlar la presencia de piojillos entre sus plumas y mantener su jaula, como la de cualquier otra ave, siempre limpia y con agua fresca.

Se trata de animales con un carácter alegre, con mucha energía y vivacidad y una gran inteligencia. Son aptos incluso para amaestrarlos y enseñarles algunos trucos, ya que les encantan este tipo de juegos. Conviven muy bien entre ellos y también con otras especies, aunque siempre hay que informarse previamente antes de juntarlos y controlar el proceso durante un tiempo.