Los riesgos a los cuales se expone la embarazada cuando se descuida este tipo de diabetes son:

  • Que nazca un bebé de tamaño mayor a lo normal por los altos niveles de glucosa a los que estuvo expuesto, glucosa que quedará en su sangre y en el exceso de grasa.
  • Posibles traumatismos durante el parto tanto para la mamá como para el bebé debido al tamaño.
  • Ictericia, o sea color amarillento de la piel por el exceso de bilis en la sangre.
  • Hipertensión arterial para la mamá.
  • Parto prematuro.

Este tipo de diabetes se desarrolla en la semana 24 a 28, es por eso que es habitual que el médico pida controles a esa altura para prevenir esta complicación si es que se presenta. Hay una cierta predisposición a que se presente en los siguientes casos:

  • Ser mayor de 25 años para el primer embarazo
  • Tener sobrepeso al momento de embarazarse
  • Tener antecedentes familiares
  • Haber padecido diabetes en un embarazo anterior
  • Si en embarazos anteriores se dio a luz a un bebé muy grande, con malformaciones o que haya nacido sin vida
  • Tener mucho líquido amniótico
  • Ser hipertensa
  • En el primer análisis tener glucosa en la orina

Cuidados para la futura madre que sufre diabetes

Entre las medidas que se toman al presentarse esta enfermedad se encuentran la dieta y el ejercicio. La dieta será personalizada para cada caso y dependerá de los estudios que el médico haga, de la talla que tiene la mamá, sus necesidades calóricas, etapa del embarazo y tasa de crecimiento del bebé. En líneas generales va a ser una dieta baja en grasa y proteínas y alta en carbohidratos complejos (cereales, pastas, arroz), frutas y verduras, por ejemplo con ensaladas.

Cuidar la dieta durante el embarazo es ideal para evitar problemas de diabetes

En cuanto a los ejercicios serán planeados por el médico, en general serán para los músculos superiores que no afecten demasiado la zona inferior y que no requieran mucha tensión. Caminar es muy saludable en estos casos. Se llevarán registros diarios de la glucosa en sangre para que el control sea completo, esto lo puede realizar la mamá en su casa con las tiras especiales que cambian de color.

En caso de ser una mamá con diabetes gestacional será conveniente realizar controles después del parto porque en estas situaciones existe la posibilidad de desarrollar diabetes del tipo II en un 50% de los casos según los estudios realizados.