¿Cómo funciona la oferta y demanda?

En líneas generales la oferta se rige por el número de acciones o CFDs a disposición del público inversor mientras que la demanda se maneja por el deseo de los inversores de comprar o vender una acción o un CFD. Cuando la demanda se incrementa el precio de la acción o CFD aumenta, en cambio si la oferta aumenta, el precio disminuye. La reducción de la demanda, disminuye el valor de la acción o CFD y la reducción de la oferta, en cambio incrementa el valor.

Subidas y bajadas del mercado

Uno de los factores que influyen en el precio de una acción o CFD es el rendimiento de la compañía, por eso hay que estar informado sobre el funcionamiento de las empresas cuyas acciones hemos adquirido porque esto nos estará diciendo si tenemos que comprar o vender. A mayor rendimiento, mayor será la demanda y el precio subirá en consecuencia. Cuando la empresa obtiene dividendos puede repartirlos entre sus accionistas o conservarlo o reinvertirlo según la decisión del plantel ejecutivo.

Otro de los factores tiene que con el movimiento del mercado moviendo los valores de las acciones o CFD independientemente del rendimiento de la compañía. Cuando un mercado se vuelve próspero la mayoría de las acciones subirán porque hay una mejoría general de la economía. Por el contrario si el mercado decae, la mayoría de las acciones también lo harán.

Este movimiento de mercado a veces se ve sectorizado, o sea mientras suben las acciones de un sector, la de otro podrían estar disminuyendo.

Los precios de las acciones y los CFDs varían todos los días y es trabajo del inversor estar pendiente de esos movimientos. A tal fin existen los análisis y existen los gráficos que marcan la historia de la acción y son de ayuda para proyectar los movimientos futuros.