La importancia de tener buena vista

La vista acompaña todo el desarrollo del juego: en lo que se refiere a la pelota desarrolla el cálculo de su trayectoria, velocidad, efecto y altura a la que tendremos que interceptarla; con respecto al espacio, apreciación continua de los límites de la cancha y distancia a la red; con respecto al oponente, desarrollo de la atención a sus movimientos, predicción de sus futuras acciones, su ubicación y la potencia de sus golpes.

En conclusión todos estos factores llevan a tener una mayor percepción visual, está comprobado clínicamente que los jugadores de tenis son más precisos que otros deportistas a la hora de detectar movimiento y apreciar detalles.

Jugar al tenis mejora el desarrollo de la vista

Ejercitación para sensibilizar la percepción

Hay ejercicios que se pueden realizar para desarrollar aún más estas habilidades visuales: son ejercitaciones donde se dirige voluntariamente la atención a fin de distinguir al máximo los detalles, se puede hacer en casa o en la cancha de tenis con los estímulos visuales que hay en el lugar. Luego llevar la práctica a situaciones más complejas como prestar mucha atención a un partido de tenis que se está viendo.

En un paso posterior llevar esta ejercitación al momento en que se juega y de a poco incluir los otros sentidos dentro de la observación buscando la percepción cinestésica. No hay una única manera de realizar esta práctica sino que cada uno va personalizando el trabajo, porque todos somos diferentes y asimilamos los aprendizajes a nuestra manera y nuestro tiempo.