Natación

Es uno de los deportes preferidos por los niños, ya que a la mayoría le gusta el agua y todo lo relacionado con ella. Puede practicarse desde muy temprana edad, incluso antes de cumplir los 12 meses, y permite mejorar la coordinación y la resistencia física del niño. Además, permite corregir problemas de posturas de la columna vertebral, como la escoliosis.

Siendo aún bebés ya pueden comenzar a practicar natación

Fútbol

A partir de los cuatro años, el niño ya puede comenzar a practicar otros deportes como el fútbol, que también es una actividad que fomenta la coordinación, pero a la vez le permite socializar con otros niños, debido a que es un deporte de equipo. Esta actividad también mejora la capacidad muscular de las piernas, oxigena la sangre y contribuye a mejorar el sistema cardiovascular.

El fútbol ayuda a desarrollar resistencia a los niños y mejorar la capacidad de sus piernas

Béisbol

Se trata de otro deporte de equipo, para que el niño comience a fomentar los valores necesarios para trabajar en equipo y vivir en sociedad. El béisbol entusiasma a muchos niños a nivel mundial, y puede comenzar a practicarse a partir de los cinco años de edad.

Ajedrez

En caso de que nuestro niño no sea muy sociable, sino más bien individualista, el ajedrez puede ser una opción ideal. Este deporte mental, le dará un gran nivel intelectual para resolver problemas y le permitirá entrenar el sentido común. Puede comenzar desde los 7 años en adelante, o incluso un poco antes.

El ajedrez ayuda al desarrollo intelectual

Artes marciales

Las artes marciales vienen muy bien para niños muy competitivos y enfocados, que pueden desarrollar sus habilidades de concentración, fuerza y estrategia, aquí se agrupan diferentes disciplinas como Karate, Judo y Tae Kondo.

Con las artes marciales los niños mejorarán su capacidad de concentración y la estrategia

Gimnasia

Para los amantes del baile, la música y los ritmos, la gimnasia es la mejor disciplina para potenciar estas habilidades. Este deporte proporciona mucha capacidad motora, resistencia física y un gran manejo corporal.

Baloncesto

Se trata de otro deporte de equipo, que le aportará al niño grandes habilidades de manejo de grupo, resolución de conflictos, concentración y a nivel físico, puede llegar a crecer mucho más de lo esperado. La disciplina puede practicarse a partir de los cinco y es la segunda más recomendada luego del fútbol.

Para cada uno de estos deportes, hay academias e instituciones diseñadas para que tu niño comience a practicarlas, solo elije junto con él cuál es la que más le interesa y procura que no solo disfrute el entrenamiento físico, sino que también lo vea como un juego.