Las complicaciones que impiden que una embarazada haga ejercicio son las siguientes según el Colegio estadounidense de Obstetricia y Ginecología:

  1. Enfermedades cardíacas que afecten la circulación sanguínea de manera importante como hipertensión pulmonar que es absolutamente anómala.
  2. Enfermedades como asma o bronquitis crónica que dan como consecuencia una importante disminución de la capacidad pulmonar.
  3. Cuello uterino débil o dilatación prematura.
  4. Embarazo múltiple con riesgo de tener un parto prematuro.
  5. Sangrado en el segundo y tercer trimestre del embarazo.
  6. Placenta previa a partir de la semana número 26.
  7. Rotura de bolsa.
  8. Hipertensión durante todo el embarazo.

En cualquiera de estos casos es el médico quien determina si la actividad física es posible o no y en cuales casos hacer reposo. Tal vez se piense que es posible realizar movimientos de brazos o espalda pero en líneas generales estos movimientos incluyen trabajo abdominal por eso se debe seguir de manera estricta lo que el médico prescriba para llevar a buen término el embarazo.

Otras complicaciones durante el embarazo que dificultarían la actividad física

Otro tema a tener en cuenta al hacer ejercitación es el cigarrillo, se debe dejar de fumar durante el embarazo, es preferible abandonar el hábito un año antes de embarazarse por todas las complicaciones que ello trae. Pero si la madre insiste en fumar la actividad física se verá afectada también, en estos casos también es el médico el que determinará qué hacer y qué no. En caso de obesidad tenemos una situación similar ya que el embarazo será cuidado desde dos aspectos por un lado el peso de la madre y por el otro el embarazo en sí y la actividad física será consecuencia de dicho cuidado.

Si la actividad física está indicada en la embarazada, ésta deberá estar atenta a los siguientes síntomas que requerirán detener la actividad y consultar inmediatamente al médico:

  1. Sangrado vaginal
  2. Mareo y sensación de desmayo
  3. Falta de aire
  4. Dolor de cabeza
  5. Dolor en el pecho
  6. Debilidad muscular y dolor articular
  7. Hinchazón en las pantorrillas
  8. Contracciones
  9. Reducción del movimiento fetal
  10. Pérdida de líquido vaginal

Es sumamente importante estar atento a los síntomas descritos para actuar con rapidez y dar intervención inmediata al médico.