La elección de la decoración que puedes componer con las flores dependerá de tus gustos pero, principalmente, debes tomar en cuenta el presupuesto con el que cuentas para que no te lleves desilusiones, trabaja acorde a este y notifica a la persona encargada de proveerte las flores de cuánto estás dispuesta a pagar. Por otra parte, documéntate sobre los tipos de flores que hay y sus significados, en el caso de querer transmitir emociones y sentimientos a través de ellas.

Podrías hacer muchas cosas para saberlo todo acerca de las flores, entre ellas estaría visitar el mayor número posible de floristerías y preguntar sobre todo lo que quieras saber al respecto, muchos sin duda estarán dispuestos a ayudarte. Además de las floristerías, los invernaderos son otra fuente de información que podrías visitar, ya que así aprenderás mucho sobre cuáles son los tipos de flores que existen, sus épocas del año y podrás barajar las posibilidades entre las que más te gusten.

Al elegir las flores para decorar los espacios o elementos de la boda debes tomar en cuenta que no desentonen los colores, estos tienen que ir acorde a los que ya has elegido para tu vestido así como la temática de la boda y los colores para la mantelería, puesto que se corre el riesgo de causar choques fuertes desagradables a la vista. Cuando elijas los colores imagina el cuadro completo de la escena, con qué deberían combinar estas y en qué lugares quedarían mejor, puesto que su función es resaltar así que no las coloques al fondo.

Dependiendo del lugar en el que se realizará la ceremonia y la celebración, se escogerá el lugar de las flores. Estas podrías ser colocadas en las sillas de la iglesia para acentuar la llegada de la novia al altar, o existe la opción de colocar grandes ramos en puntos estratégicos que capten las miradas. Si la boda se celebrará al aire libre, un camino de pétalos es una gran idea e incluso un arco de flores en la zona destinada para el altar sería un toque muy llamativo

Las flores que elegiremos deben ser acordes a los colores que usaremos para el vestido o en varios espacios de la ceremonia

Un aspecto que siempre has de mantener presente es que menos es más, no debes hacer una decoración muy sobrecargada con las flores. Estas te ayudarán a darle más color al escenario y, si escoges unas con olores agradables y fuertes, podrás esparcir un rico olor por todo el lugar. El color más utilizado para las bodas es el blanco, sin embargo tienes un amplio repertorio con los diversos colores que puedes elegir.

Si cuentas con un bajo presupuesto, entonces toma en cuenta la temporada, si buscas flores fuera de temporada correrás el riesgo de que estas tengan un costo muy alto. Todas las flores son hermosas así que no te cierres solo a un tipo, por esto es que debes conocer muy bien el tema de las flores ya que existe una gran variedad de ellas,  así que solo tienes que fijarte en la temporada en que estén.

Elige las flores que más te gusten con los colores que prefieras y el aroma que te fascine, no te sientas obligada a escoger un tipo de flor específico con un color que no te guste solo porque es lo que suele usarse. Puedes escoger flores de color rojo, violeta, azul, turquesa, naranja y hacer las combinaciones que más te atraigan, las posibilidades son infinitas, solo ten en cuenta la armonía para hacer de tu día el más especial de todos.