Material reciclado

El uso de material reciclable para la decoración es una idea muy funcional cuando no disponemos de mucho dinero para redecorar nuestros espacios, pero también cuando deseamos hacerlo de una forma ecológica. Por ejemplo, para decorar las velas, pueden utilizarse jarrones de arcilla viejos, envases de plástico o de vidrio, decorados con encaje, periódico, o alguna pintura, etc.

Velas para decorar elaboradas con material reciclado

Espacios abiertos

Las velas generan luz por medio del fuego, de modo que son idóneas para llenar de luz los espacios abiertos y así ahorrar un poco de energía eléctrica. Por ejemplo, son perfectas para decorar un jardín o patio y crear en ellos una atmósfera más romántica y diferente. Ciertamente, es difícil lograr mantenerlas encendidas si hace viento, pero el secreto está en protegerlas bien colocándolas en un buen envase que a su vez enriquezca la decoración.

Centros de mesa

Las velas también son un recurso decorativo bastante provechoso para colocarlas como centros de mesa, en una fiesta o cena en casa. Ya sea una cena familiar o de pareja, solo necesitamos acompañarla con un buen candelabro o hacer una base original empleando también material reciclado. La ventaja de colocarlas en casa, es que no tenemos que lidiar con el viento.

Velas para decorar el centro de mesa

Velas flotando

Lo mejor de utilizar velas es que estas pueden combinarse con una infinita cantidad de materiales, así que las posibilidades creativas son muy amplias. Un diseño impactante y de combinación de elementos, puede lograrse colocando velas a flotar en un material líquido. Solo debes elegir un color adecuado, un envase de vidrio o arcilla, que son más fáciles de manejar y colocar la vela a flotar.

Decoración de velas

También es posible que decores las velas, en caso de que pretendas utilizarlas en casa de forma individual. Lo más común es colocar alguna cinta o encaje alrededor de ellas, pero prueba también con otro tipo de recursos, como integrar algún material compatible con la cera, que convierta a una vela cotidiana en un elemento decorativo. En todo caso, tu capacidad creativa será indispensable para sacar provecho de este sencillo recurso para embellecer tus espacios.