Con esténcil o tapices

Los esténciles pueden darle un aire totalmente diferente al salón y se aplican en menos de media hora cuando son en alto contraste o con diseños modernos. En el caso de los tapices llevan un poco más de trabajo pero vale la pena porque con un poco de inversión y esfuerzo las paredes pueden verse muy diferentes y con detalles increíbles.

Con luz y espejos

Parece que es un consejo que repetimos mucho, pero es indispensable porque ¿a quién le gusta vivir en un espacio oscuro?, a menos que seamos Drácula, la luz es hermosa y nos da sensación de libertad y alegría.

Si no cuentas con ventanas o con suficientes fuentes de luz eléctrica, usa espejos porque estos reflejan la luz, y eso no sólo aplica en las paredes sino en los accesorios o muebles.

Espejos para decorar el salón de la casa

Con arte de tu elección

Una casa sin arte es como una casa sin alma, porque transmitimos nuestros gustos, nuestra perspectiva de la belleza, el amor por nuestras creaciones si elegimos arte hecho por nosotros y demás manifestaciones individuales.

Escoge arte de tu elección para las paredes del salón y dale personalidad a tu hogar.

Con efectos para hacer más grande o pequeño este espacio

Es sorprendente cómo los espacios se definen por las paredes del salón, pues se pueden ver más grandes o pequeñas gracias al color que elegimos. Si queremos que se vea más grande el espacio necesitaremos de colores claros y lisos. Y si por el contrario queremos un espacio más reducido podemos usar colores oscuros y con textura.

Qué más podemos usar para decorar las paredes

Para decorar podemos además usar elementos artesanales de nuestra región para darle un toque bien autóctono o ladrillos, ya que se destacan en las decoraciones que son más rústicas y con toques antiguos, si ese es nuestro objetivo no dudemos en agregarlo.

Además podemos jugar con los materiales de las paredes en sí como con concreto y con madera, no simplemente usar los recubrimientos tradicionales a los que estamos tan acostumbrados, de hecho el concreto es un material muy masculino excelente para salones de caballeros o por qué no, juguemos con cueros crudos en cuadro y paredes.