La decoración de la mesa al igual que de toda la casa dependerá de tus necesidades y gustos ya que puedes escoger colores clásicos y cálidos como el dorado y el rojo o mejor optar por colores fríos como el plateado y el purpura. Si tu mesa es pequeña podrías optar por una decoración un poco elaborada con centros de mesa con flores de temporada con esferas de colores, manteles y servilletas con colores a juego y un delicado listón en forma de chonga en el respaldo de las sillas.

Ejemplo de un centro de mesa habitual de la decoración navideña del hogar

Una idea fácil y muy atractiva es la de un centro de mesa con esferas decorativas. Solamente necesitas 3 esferas de tamaño mediano o grande, todo dependerá del tamaño de tu mesa. Haz una chonga con listón blanco y pégalo en la parte superior de la esfera. Ahora consigue un poco de pintura blanca y un pincel y dibuja en cada una un HO HO HO, para darle un toque más dinámico busca diferentes tipos de letras para cada uno de los HO. Ahora coloca las 3 esferas en una bandeja blanca y puedes adornar con algún ramo de flores de temporada o con más esferas de tamaños más pequeños.

Si tendrás muchos invitados a la cena de navidad, una idea muy fácil y decorativa es la de colocar piezas de meza con los nombres de las personas que se sentaran. Solo necesitas bastones de dulce, listones rojos y pequeñas tarjetas con los nombres impresos de los invitados. Lo único que tendrás que hacer es colocar 3 bastones como de espaldas entre ellos, usa el listón para amarrarlos en un decorativo moño y coloca en la parte curva de los bastones la tarjeta con el nombre del invitado, es una forma especial de indicar el lugar de cada uno y de darles un recuerdo dulce al terminar la comida.