• No pintes, pega paredes: Quizá una de las decoraciones más frustrantes en un sitio de renta es que no podemos pintar, a menos que queramos hacerlo de nuevo antes de salir. El problema que esto genera en realidad no es problema porque podemos adicionar a los muros paredes falsas que podemos pegar con tiras con pegamento que no dañen la pared. Además, puedes ser tan creativo con estas parees falsas como quieras.
  • No claves, pega marcos: Para los marcos, cuadros y ornamentos puedes usar el mismo tipo de tiras con pegamento o pegamento para paredes a fin de colocar tu propio decorado sin dañar paredes ni pintura. Pero evita las repisas a no ser que sea ligero lo que colocarás encima.
  • Coloca tus toques de originalidad: Quizá sea poco lo que puedes hacer en un departamento que rentas, pero dentro de lo que sí puedes hacer se encuentran cosas como cambiar las cortinas, agregar cojines, poner mantas sobre sillones y cambiar la ropa de cama. Viéndolo bien esto es lo que da toques de originalidad y vuelven tuyo un lugar, además si también metes tus cuadros, jarrones y demás ornamentos en menos de lo que imaginas podrás tener un apartamento que se ajuste totalmente a tu estilo.
  • Crea tu iluminación: Si cambiar lámparas de techo, focos y demás fuentes de iluminación no está permitido dentro de tu contrato no te preocupes, crea tu propia luz. En el dormitorio puedes agregar guías de luces pequeñas como las que se usan en los árboles navideños, en la sala usar lámparas de buró y para la toda la casa puedes potencializar la luz con la ayuda de espejos, ya que estos reflejan la luz de los focos que ya tienes, eso sí, coloca los espejos estratégicamente para reflejar los focos.

Además agrega tus propias plantas, flores y pequeños detalles naturales al departamento para darle un sentido más propio y ecológico, sin duda esto te hará sentirlo como en casa y servirá para purificar el aire dentro del departamento que además, tiende a encerarse.