Según las tendencias de esta primavera/verano los colores más usados van a ser el azul, violeta, orquídea, verde agua, naranja celosía, amarillo freesía, rojo cayenne, gris y color arena. Si esta a tu alcance la posibilidad de pintar las paredes debes saber que el color por excelencia es el blanco para dar más luminosidad a tu hogar, aunque siempre puedes añadir un mural, un dibujo con vinilo o papel que esta tan de moda últimamente.

Elementos con detalles de un colorido primaveral

Tus accesorios textiles pueden ser los elementos más fáciles de renovar por ser más económicos  y los que te van a ayudar a  conseguir el aire renovador. Puedes escoger los colores antes mencionados en estampados  sobre todo geométricos de estilo años 70 o  de tipo marinero como apunta la tendencia actual. También puedes añadir estampados con flores, rayas y combinar textiles de terciopelo o seda.  

Ejemplos de adornos primaverales, la mayoría de ellos textiles

Piensa que no solo podrás renovar los cojines sino que también puedes renovar colchas, cortinas, alfombras, manteles…etc. No debes olvidar tampoco  que  también  existe la posibilidad de combinar elementos de distinta época tanto en muebles como en accesorios pues es una tendencia que está cada vez más de moda. 

Y si te atreves puedes incluso combinar muebles con distintos  tonos de madera. Por último mencionarte que también los pequeños detalles como jarrones, cuadros, espejos, relojes, velas, lámparas, marcos, flores  son también un punto importante para conseguir  un hogar renovado a un precio asequible para cualquier bolsillo.