• Decora festivamente: Lo lindo de decorar en invierno es que las festividades abundan, empezando por Halloween, siguiendo el día de acción de gracias si lo celebramos, siguiendo por navidad, año nuevo y los reyes magos así como las pascuas. Cualquier celebración que conmemores merece una decoración adecuada, lo no dudes, sobre todo en navidad donde el espíritu se siente más cuando decoramos.
  • Usa colores fríos pero atractivos: Los colores fríos no tienen por qué ser deprimentes ni mucho menos, ya que en lugar de optar por tonos como azul grisáceo y lúgubre, prefiramos los rojos vino, los violetas luminosos y los azules elegantes como el cobalto. No sólo los amarillos son cálidos, sino que los ocres entran dentro de la gama de los colores fríos cuando son menos luminosos y vaya que hacen de un lugar un sitio elegante.
  • Usa telas de invierno: Pelos, lanas, panillas y bordados, todos invitan a acurrucarse con una taza de té entre las manos, asegurémonos de utilizarlas en ropa de cama, almohadones y mantas de estancia. Así mismo, las alfombras y tapetes van perfecto en inverno si se usan con telas gruesas, olvídate de tapetes de bambú o paja para inverno, ya que son más bien veraniegos.
  • Decora con calidez: La calidez no sólo se siente en accesorios como telas y almohadones, sino también en el hogar con detalles que evoquen calor de hogar como cuadros con frases que den inspiración, dulces en tazones como dando la bienvenida en el hogar o  fotografías familiares. La calidez del hogar es importante porque en esta estación la tasa de depresión sube, y porque se tiende a estar más en estados de tranquilidad que pueden fomentar dicho desanimo, y aunque parezca algo muy aparte de la decoración de interiores en realidad es algo que podemos combatir desde el ambiente donde vivimos.
  • Velas, chimeneas y focos: La luz en invierno también da sensaciones de calidez porque se genera con velas, con la ayuda de una chimenea si contamos con una, o con iluminación mediante focos que creen un ambiente cálido que además brinde ese calor de hogar del cual debemos aportar en invierno.