Elementos fundamentales

No olvidemos destacar que los elementos fundamentales de este estilo están predeterminados por las características de su clima en el que la escasa luz natural y los largos inviernos hacen que de alguna manera los tonos claros sean los principales protagonistas. Por ello si existe un color que sea el protagonista indiscutible, sin duda en este caso es el blanco. En este sentido las maderas que se usan también son claras aunque siempre se termina dando un toque de color más vivo como el rojo, verde o azul con algún detalle en la decoración.

Cocina de estilo escandinavo

La importancia de la madera

Por otro lado la madera es el material por antonomasia ya que aporta esa calidez tan apreciada en el clima escandinavo y los tipos más utilizados son el abedul, haya o el roble. En este estilo siempre se intenta crear un espacio amplio y ordenado con la introducción de piezas funcionales en la justa medida. En esta decoración los muebles presentan líneas rectas, puras y limpias.

Además este estilo se apoya mucho en elementos textiles donde el lino y el algodón ganan protagonismo. Podrás apreciar que siempre se intenta combinar lo moderno con lo tradicional por lo que resulta ideal la utilización de estampados floreales o dibujos con rayas o cuadrados. Por lo general los complementos decorativos suelen ser de una gran sencillez y muy funcionales cuyo material más utilizado es el vidrio y la cerámica.

Dormitorio decorado con estilo escandinavo