Durante la época de verano, varias compañías ofrecen recorrer el Danubio en barco. Los paseos comienzan en Vigadó tér y hay distintos tipos de recorridos. También existe la posibilidad de disfrutar de cruceros nocturnos, que incluyen cena y bebidas, durante todos los días entre mayo y noviembre.

Si caminas durante el día alrededor del río, verás que hay varios vendedores ofreciendo ofertas “de último minuto” para hacer paseos por el Danubio. La mayoría de los recorridos duran alrededor de una hora y, usualmente, incluye una consumición en la tarifa del paseo. Algunas de las compañías navieras ofrecen la posibilidad de hacer reservas online.

Si viajas a Budapest con tu pareja, tal vez quieras recorrer el Danubio en barco, sobre todo por la noche. Es una de las actividades más románticas para realizar en la capital húngara. Lo positivo es que, a diferencia de otras ciudades de Europa, un paseo en barco con cena cuesta entre 30 y 50 euros, haciéndolo algo asequible.

Recorrer el Danubio en barco es una de las mejores actividades para hacerse una idea de los mejores atractivos turísticos de Budapest:

  • Puente de las Cadenas: El Széchenyi Lánchid (en húngaro) se terminó en el año 1849 y fue el primer puente en unir Buda y Pest. A cada lado del puente hay dos enormes torres que sujetan las colosales cadenas. En tu paseo en barco pasarás por este famoso puente y podrás apreciar su belleza, sobre todo de noche, cuando es maravillosamente iluminado.
  • Puente de Isabel: El Erzsébet híd era el puente colgante más grande del mundo cuando fue terminado en el año 1903. Lamentablemente, tuvo que ser reconstruido por completo luego de la Segunda Guerra Mundial, quedando cerrado hasta 1963.

Uno de los muchos puentes que cruzamos en barco por el Danubio, mientras recorremos la ciudad

  • Parlamento Húngaro: En tu paseo en barco por el Danubio podrás ver también uno de los símbolos de la ciudad. La mejor forma de contemplar el Parlamento es desde el agua o desde la otra orilla del río. De esta forma, con la perspectiva suficiente, disfrutarás mejor del esplendor de su magnífico diseño.
  • Isla Margarita: Este oasis en el medio del Danubio es un sitio muy relajante. Al principio eran tres islas pero fueron unidas mediante innovadores muros de contención en el siglo XIX.
  • Puente de Margarita: El Margit híd fue construido entre 1872 y 1876, aunque la carretera de acceso a la isla Margarita fue añadida en la década de 1890.
  • Academia de las Ciencias: Si bien esta famosa Academia mira hacia la plaza de Roosevelt tér y no hacia el Danubio, cualquiera que navegue río arriba puede contemplar su maravillosa fachada neoclásica.
  • Puente de la Libertad: Sobre el Szabadság híd descansan los tural, unos legendarios pájaros húngaros. El puente fue construido a finales del siglo XIX pero fue destruido por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día se contempla una copia exacta del original.
  • Paseo por el muro de contención: Si recorres el Danubio en barco podrás apreciar la mayor parte del muro de contención de Pest, que va desde el puente de la Libertad hasta más allá de la isla Margarita.