En ocasiones, se utiliza un formato híbrido entre el cronológico y el funcional que es organizar la experiencia por temáticas pero dentro de cada sección en orden cronológico, lo que da lugar al llamado currículum mixto. ¿Estás elaborando tu CV pero no sabes cuál es el más aconsejable a tus necesidades? ¿Quieres saber las diferencias entre el CV cronológico y el funcional a la hora de redactar el documento? Te mostramos las ventajas e inconvenientes que presenta cada tipología para que optes por utilizar aquel que pueda favorecerte en un proceso de selección.

Cuándo usar un currículum cronológico

  • Claridad, sencillez. Antes de preparar un currículum cronológico debes saber que es uno de los modelos más utilizados en cualquier país y en cualquier sector profesional al que nos postulemos. Es considerado la tipología ‘clásica’ para mostrar nuestra experiencia y formación antes de optar a un puesto de empleo debido a su claridad y sencillez. Si queremos que los seleccionadores puedan ver fácilmente nuestra trayectoria laboral, tanto de forma ascendente como descendente, será recomendable optar por el CV cronológico.
  • Mismo sector profesional. ¿Has trabajado siempre en el mismo sector profesional? ¿Has desarrollado diferentes tareas en tus trabajos pero siempre con similitudes entre una empresa y otra? Con el currículum cronológico podrás destacar tu promoción dentro de un mismo sector y ver cómo has ido ‘escalando’ en cuanto a responsabilidades y conocimientos sobre una materia. Este tipo de estructura a lo largo del tiempo te servirá tanto para la sección de ‘formación académica’ como en la ‘experiencia laboral’.
  • Pocos periodos de desempleo. Si has sido una persona que no ha sufrido largos periodos de desempleo o que siempre ha ido empalmando un trabajo con otro, definitivamente el CV cronológico es la opción más recomendada para demostrar al seleccionador que te has mantenido activo desde tus inicios hasta la actualidad. Esto denota interés y que has tenido que ser un buen empleado para que no te haya faltado ofertas de empleo en las que coger experiencia.

Cuándo hacer un CV funcional

  • Polivalencia. ¿Qué pasa con aquellos candidatos que por suerte o por desgracia han tenido que trabajar en diferentes sectores a lo largo de su vida? ¿Es bueno para un seleccionador ver que hemos tenido empleos de lo más variados? Depende de la forma en la que estructure el candidato la información puede beneficiarle o no, así que para mostrarnos atractivos para la empresa a la que nos postulamos deberemos utilizar el currículum funcional. ¿Por qué? Porque la experiencia queda plasmada por temáticas y eso nos da una imagen de un empleado polivalente, algo que cada día más empresas exigen en sus trabajadores.
  • Destacar capacidades. A diferencia del cronológico en el que se hace una breve descripción de cada tarea realizada, en el currículum funcional podemos destacar nuestras habilidades y capacidades. Aquí no importa el ‘cuándo’ o durante ‘cuánto tiempo’ hicimos un trabajo, sino que se destaca dónde lo realizamos y a qué nos dedicábamos. Por lo tanto, cada tarea nos ofrece una experiencia diferente que en conjunto da como resultado un perfil de candidato que es capaz de aglutinar muchas temáticas diversas.
  • Moderno y adaptado a las tecnologías. El currículum funcional está menos extendido que el cronológico y para seleccionadores que todavía apoyen técnicas anticuadas, lo pueden ver ‘revolucionario’. Sin embargo, para las empresas modernas y totalmente adaptadas a las nuevas tecnologías es una tipología de currículum 100% aceptado.