Como es de suponer, la cura tibetana del ajo no es ningún remedio milagroso, pero sí que es una forma muy eficaz de desintoxicar el cuerpo, limpiando el organismo y reforzando las defensas gracias a las múltiples propiedades del ajo que ya analizamos anteriormente en Hogarus.

El tratamiento consiste en tomar unas gotas de la cura tibetana de ajo antes de cada comida, pero hay que tomar la dosis exacta y ser muy constantes, sin fallar ni una sola de las veces. De este modo se aseguran sus efectos beneficiosos. Dura tan solo doce días.

Es importante no realizar esta cura de ajo si se padece de úlceras gástricas, ya que lleva alcohol de alta graduación que puede hacer daño a las personas con problemas de este tipo. Aunque la cantidad de alcohol que se va a consumir es muy pequeña, es fundamental tenerlo en cuenta si existe algún tipo de alergia.

Esta cura puede causar pequeños efectos secundarios mientras se toma, como dolores de cabeza o una ligera sensación de malestar, que será pasajera.

Receta de la cura tibetana del ajo

Se necesita alcohol de 70 grados para uso interno. Se puede utilizar aguardiente de caña blanco del que se utiliza para realizar licores caseros. También necesitaremos ajos. La proporción es de 250 ml de alcohol y 350 gramos de ajo limpio y cortado en láminas.

Se ponen las láminas de ajo en el mortero y se machacan, poniendo todo el ajo en un bote que se pueda cerrar herméticamente. Se enjuga el mortero con el alcohol para aprovechar bien todo el jugo del ajo y se vierte en el bote. Se cierra y se deja en la nevera durante doce días.

 Transcurrido este tiempo se cuela la mezcla y nos quedamos tan solo con el líquido, que volvemos a dejar reposar en la nevera durante dos días, tras los cuales ya estará listo para ser consumido.

Dosificación de la cura tibetana del ajo

A continuación te indicamos las dosis adecuadas para este tratamiento, el modo adecuado de administrar correctamente el zumo de ajo para lograr que la cura tibetana tenga el efecto deseado.

DIAS

DESAYUNO

COMIDA (Almuerzo)

CENA

1

1 gota

2 gotas

3 gotas

2

4 gotas

5 gotas

6 gotas

3

7 gotas

8 gotas

9 gotas

4

10 gotas

11 gotas

12 gotas

5

13 gotas

14 gotas

15 gotas

6

16 gotas

17 gotas

18 gotas

7

17 gotas

16 gotas

15 gotas

8

14 gotas

13 gotas

12 gotas

9

11 gotas

10 gotas

9 gotas

10

8 gotas

7 gotas

6 gotas

11

5 gotas

4 gotas

3 gotas

12

2 gotas

1 gotas

25 gotas

Una vez transcurridos los doces días se debe de consumir todo el líquido que queda a razón de 25 gotas al día tomadas en una sola vez, preferiblemente por la mañana en ayunas. Esta cura es tan potente que garantiza la limpieza del cuerpo durante los siguientes cinco años, por lo que no se debe de repetir hasta que pase este tiempo.