Por otro lado deberías saber que el pimiento es una planta que necesita un terreno rico en materia orgánica para desarrollarse correctamente. Hay muchas maneras de abonar orgánicamente un terreno como  estiércol. Para plantar el pimiento se deberá arar la tierra y hacer los respectivos surcos.

Sembrar los pimientos: elegir el mejor momento

La principal fuente de energía para el pimiento es el sol luego el tiempo de siembra dependerá de la climatología del lugar. Incluso en los cultivos tempranos puede empezar a dar frutos a mediados del mes de mayo.  Normalmente el mes mejor para su siembra es entre abril o mayo ya que son plantas que necesitan el calor. Normalmente se suele plantar a una distancia entre planta y planta entre 30 a 60 cm. 

Gracias a unos buenos cuidados nuestros pimientos comenzarán a crecer

Cuidados de la planta

Es importante antes plantar la mata es necesario asegurar un terreno lo suficientemente húmedo e incluso sería conveniente hacerle un fondo húmedo. Los dos días siguientes deben regarse con cuidado y con poca abundancia hasta haga raíces.  También tendrás que ir escardando la tierra  regularmente hasta que se seque el centro del surco para que la planta eche las raíces más fuertes para que dure más tiempo.

No olvidemos que en la primera fase es importante no regar la planta solo hasta que veamos las primeras flores que puede pasar en dos meses.  Cuando veas que la tierra no tiene humedad y la planta se abate un poco será el momento ideal para realizar el primer riego que deberá ser muy abundante. En esta fase pronto podrás recoger ya tus pimientos.

Recoger los pimientos

Normalmente se puede recoger los frutos entre 2-3 meses, por lo que si lo sembramos en abril, lo tendremos ya en junio. Aunque pueda parecer imposible, hoy en día es cada vez más usual plantar pimientos en casa, en los llamados huertos urbanos. Simplemente teniendo en cuenta el sitio donde lo coloques para que le dé bastante luz y utilizar un compost en la maceta para que la tierra este bien nutrida.  No necesitarás mucho espacio y tampoco, como hemos  mencionado antes, tampoco necesitarás mucha agua para su riego.