Cuidados del peral

Estos son los aspectos más significativos que debes conocer sobre los cuidados del peral, desde cuándo plantarlo, reproducirlo, preparar su terreno, la poda, llegando hasta la recolección:

  • El clima que mejor le favorece es el templado y dulce típico en las grandes llanuras o laderas abrigadas con orientación al sudoeste. Se multiplica a través de semilla y por injerto. Se suele injertar sobre peral y sobre todo sobre membrillo que es la forma más utilizada. Se suele hacer en forma de escudete a fines de julio y agosto o el de cuña en primavera y en otoño.
  • Del peral se dice que fructifica con mucha lentitud pues no empieza a producir hasta los cuatro  o cinco años pero curiosamente los frutos son mejores a medida que van pasando los años.

Ejemplar de peral, el árbol frutal de la pera

  • Normalmente un peral puede durar unos 30 años pero en ocasiones injertado de membrillo puede durar incluso hasta 50 años.
  • Las plantaciones se suelen hacer a distancias diferentes según las variedades.
  • La poda se suele realizar en otoño pero es importante dejar pasar un año antes de llevarla a cabo.  Normalmente al podarlo se le suele dar forma de pirámide redondeada o de columna. Para todas ellas se procurará que las ramas sean opuestas de dos a dos, castrando la prolongación de las ramas durante la vegetación en el mes de junio para que el desarrollo del fruto sea mejor.
  • Además de las operaciones de cultivo cotidianas, también en el peral se practica la protección de frutas con saquitos o bolsas de papel opaco apergaminado, cubriendo los frutos uno a uno. Esta operación se suele hacer entre quince o veinte días antes de la recolección. Pasado ese tiempo se quitarán las bolsas dejando a los frutos un día a descubierto para que cojan color.
  • La época de la recolección varia de según se trate de invierno, verano o otoño. Se suelen coger las peras en plena madurez pero también va a depender de su uso posterior. 

Existen multitud de variedades nosotros solo vamos a nombrar algunas como la Bergamota, Mantecosa, Almizclada, Ambarilla, Aglaya, Angélica de Roma, Bella de agua, Angevina, Catillac o Doyenne Winter.