¿Cuándo sembrar?

Se recomienda sembrar los ajos a mediados de otoño, independientemente de que estemos en el hemisferio norte o en el hemisferio sur. Sin embargo, en algunos casos pueden sembrarse en la primavera, dependiendo de las especie y de las condiciones del cultivo.

Tareas de riego

Dependiendo de las estaciones de cada país las tareas de riego varían. Como la mayoría de las plantas, la fase de crecimiento necesita de riego abundante. De modo que si estamos en una estación lluviosa, no es recomendable regarlos tantos. En el caso de los ajos, es preferible que tengan un poco de falta de agua, a que tengan agua en exceso. Durante los primeros 20 días es fundamental que tengan agua, luego de esto, puede cesar el riego. La frecuencia puede ser de 8 a 10 días y se debe evitar el encharcamiento para prevenir que el bulbo se pudra.

Cultivo de plantas de ajo

Abonado

No es necesario sembrar en un suelo muy abonado, ya que el ajo no requiere de muchos componentes para desarrollarse. Sin embargo, se debe procurar que el suelo sea rico en potasio, para que la planta pueda crecer de una forma adecuada.

Mantenimiento

La principal tarea de mantenimiento de las plantas de ajo, es retirar la maleza que crece junto a ellas. Esto se logra abriendo el terreno y separando los terrones de tierra. Hay que supervisar el crecimiento de la maleza durante todo el año, pero especialmente al comienzo de la primavera.

Del mismo modo, esta sencilla tarea de mantenimiento sirve para airear el terreno y para impedir encharcamientos causados por las lluvias o por el exceso de riego. Además, debe aprovecharse para cubrir las plantas con tierra, para propiciar el buen desarrollo de las cabezas.

Poda

No es precisamente una tarea de poda, ya que el cultivo no se corta, sino que más bien se retira por completo. Consiste en revisar cuáles plantas han germinado. Así, si un diente de ajo nos produce más de un tallo, debemos retirar alguno de los dos, en este caso, el que tenga peor aspecto. Este podemos consumirlo como ajo tierno. Esto debe hacerse para hacer posible un buen cultivo. Con estos consejos podrás cultivar ajo de una forma más adecuada.