Sus semillas se obtienen de plantas vigorosas que se dejan sobre el terreno para que se espiguen. Son pequeñas y alargadas, aguzadas por un extremo y  de color blanco o negro. Su capacidad germinativa dura desde dos a cinco años y germinan en pocos días de cinco a diez.

Lechuga lista para plantar

No soporta bien las temperaturas elevadas y necesita desarrollarse en terrenos con una humedad bastante elevada. Normalmente suelen regarse por sistema de riego por goteo aunque se utilizan otros como el riego por aspersión o por gravedad. La recolección debe hacerse antes de que se produzca la subida de la flor aproximadamente dos meses después de su siembra. Siempre se recomienda no sembrar más de dos años seguidos en el mismo terreno porque suele aumentar las enfermedades por hongos.

Muchos expertos aconsejan cultivarlas en terrenos donde se hayan cultivado alguna leguminosa antes.  Por otro lado este vegetal puede plantase junto a casi todos los cultivos por lo que es una buena ventaja a la hora de diversificar nuestra producción.

El crecimiento de esta planta se realiza en forma de roseta. Sus hojas se dispondrán alrededor de su tallo corto y cilíndrico que de manera gradual va alargándose  donde se producirán las inflorescencias. Existen en la actualidad una gran cantidad de variedades que se pueden clasificar en tres grandes grupos: lechugas para cortar, lechugas arrepolladas y lechugas romanas. Estas variedades eran conocidas desde la antigüedad ya que se han encontrado fuentes donde se describen desde las propiedades hasta los tipos que existían.

Pequeño huerto con lechugas

Sabemos que todas las lechugas que conocemos proceden de la especie silvestre Lactuca serriola que sigue creciendo espontáneamente en los prados, pendientes rocosas y los  terrenos baldíos que van desde Asia hasta, norte de África y el norte de Europa.

Podemos mencionar algunas de sus variedades como lechuga imperial, lechuga maravilla, lechuga de repollo, lechuga crespa, lechuga de bordes rojos, lechuga Georges, lechuga de Nápoles, lechuga palatina, lechuga perezosa, lechuga de la pasión, lechuga negra…..etc.