Perteneciente al género Jasminum, se registran al menos unas 300 variaciones de esta planta, que proviene de diferentes zonas tropicales y subtropicales a nivel mundial. Por tanto, es muy apta pasa ser cultivada en este tipo de climas. Tiene diferentes beneficios al funcionar como relajante muscular, analgésico, se utiliza en la preparación de infusiones, y su aroma sirve a diferentes productos cosméticos y de perfumería.

Jazmín común

Conocido también como Jasminum officinale, podemos decir que es una de las especies más cultivadas en los jardines, cuya floración se produce a finales de la primavera o al culminar el otoño. Sus flores son blancas y se desarrollan en pequeños ramilletes que pueden producirse como trepadores. Se adapta a diferentes tipos de clima, lo que hace muy práctico su siembra en espacios abiertos y cerrados.

Jazmín común

Jazmín amarillo

Recibe otras denominaciones como Jazmín de San José, o Jazmín de invierno y el nombre científico de Jasminum nudiflorum. Es originario de China y sus flores son de color amarillo intenso con diferentes modalidades. A diferencia del anterior, el aroma que estas flores desprenden es menos consistente y florecen en invierno o durante la primavera. También es muy flexible a diversos tipos de suelo y clima.

Jazmín amarillo

Jazmín español

El Jasminum grandiflorum, también catalogado como Jazmín Real o jazmín de España, se caracteriza por una abundante floración en regiones cálidas, a manera de arbusto trepador. Sirve como planta ornamental, ya que su producción de flores es casi continua, estando presentes en todas las épocas del año, incluso en invierno. También es rico en hojas, por lo que puede requerir de tareas de poda de manera periódica.

Jazmín español

Jazmín Chino

También proveniente de China, el Jasminum polyanthum es un ejemplar poco perfumado con flores que mezclan los tonos blancos y rojizos. Se emplea también como planta trepadora decorativa, requiriendo ser direccionada con soportes sobre la zona donde se haya cultivado. Sus hojas son pequeñas y tienen un ciclo de vida corto. La planta necesita ser regada con frecuencia, protegida de la luz directa del sol y requiere de una poda profunda para conseguir un follaje más abundante en la próxima floración.

Jazmín chino