Cultivo y cuidado

Debes ir a una tienda de jardinería y elegir el tipo de bonsái que desees, por lo general el personal calificado de la tienda siempre te dará opciones dependiendo del clima del lugar donde lo plantarás, ya que esto es muy importante a la hora de sembrar un bonsái. Ubica en que zona de tu hogar lo dejarás o si por el contrario lo ubicarás en el exterior de tu casa.

Haz la elección de la maceta para el bonsái, siempre que se trata de sembrar árboles bonsái, el tamaño de las macetas  suelen ser grandes, algunas personas utilizan recipientes planos y lisos para no molestar su crecimiento ya que poseen raíces largas, y una vez que crezcan pueden trasplantarlos a una maceta más bonita y estética.

Luego de que hayas adquirido tu bonsái en la tienda, y desees pasarlo a la maceta, sácalo cuidadosamente, sécalo y limpia su raíces. Ten mucho cuidado de no romper su tallo, con un cepillo puedes quitar los grumos en sus raíces. No es necesario que quites toda la tierra de las raíces, pero sí que queden un poco liberadas para que tengas una mejor vista al podar.

Poda el bonsái para que adecues su crecimiento, además si hay raíces muy grandes también puedes cortarlas un poco. Rellena la maceta con tierra, llénala con una buena cantidad que asegure la estabilidad del árbol. Cuando lo vayas a colocar en la maceta, acomoda el árbol como desees y termina de llenar la maceta con la tierra para darle una dirección ideal al árbol.

Es posible que te tomes un tiempo acomodando el bonsái para que se oriente, hazlo con cuidado. La maceta que escojas debe tener un buen drenaje al momento del riego.

Para el cuidado del bonsái debes en las primeras 2 semanas ubicarlo en un lugar donde haya más sombra, protegido de que no lleve mucho sol, ya que el árbol se está adaptando a un nuevo hogar y esto lleva tiempo. Riégalo un vez por día con suficiente agua, cuando sus raíces estén bien establecidas en la nueva maceta puedes usar fertilizantes, antes no.

Al pasar tiempo estimado para que tu árbol crezca, puedes sembrar junto a él otras flores, bien distribuidas, de esta manera tendrás un mini jardín en cualquier espacio de tu casa, si así lo deseas.