Cultivo

Ya debes saber que esta planta además de adornar los jardines y el interior de nuestras casas, sirve como condimento en nuestra cocina. Si estás dispuesto a cultivarla, lo primero que debes hacer es conseguir un contenedor, este debe de contener un buen sistema de drenaje y por supuesto poseer el suelo correcto para su siembra, este es el secreto para cultivar albahaca en nuestro hogar, un suelo muy bien cuidado.

El estrés hídrico es el enemigo de la albahaca, por lo que no soporta estar en un maceta donde el agua no se drene de la mejor forma. Debes asegurarte de que el sistema de drenaje funcione a la perfección. Es adecuado que el suelo se mantenga húmedo, pero que el agua circule a través del drenaje, así estarás evitando que las raíces de las plantas se pudran. Riega la planta según el ambiente que haya en tu hogar.

Fertilización

Fertilizar es un factor clave si quieres cultivar esta hierba. De acuerdo a la cantidad sembrada y el uso que le daremos, se puede usar un fertilizante común para cultivo de plantas en el interior de la casa, si será utilizada como adorno y de manera estética en nuestro hogar. Siempre se debe usar  solo la mitad de la dosis que se recomiende, cuando se trata de fertilizantes para plantas y su cultivo en interiores.

Si piensas darle un uso como condimento en casa, entonces por el contrario debes hacer uso de un fertilizante orgánico, ya que este conserva los niveles de pH de la hierba. El suelo donde la siembres debe poseer un pH saludable y su nivel deber ser óptimo, ya que esto garantiza un buen crecimiento de la albahaca. Puedes verificar los niveles de pH del suelo, por lo menos una vez al mes, así te aseguras de que el crecimiento de la planta sea el adecuado. El nivel adecuado del pH es entre 6 y 7.5, debes estar  muy atento a esto.

Iluminación

La luz es otro de los factores más importantes, ubica la planta en un lugar de la casa donde le garantices una correcta iluminación. Las horas de luz solar que requiere una albahaca son entre 5 a 6 horas, por día. Colócala en ventanas soleadas o en algún lugar de tu patio donde reciba la luz solar que necesite. Si no cuentas con espacios dentro del interior de tu casa donde llegue suficiente luz solar, podrás hacerlo con luz artificial pero para ello la planta necesitará unas 9 o 10 horas expuesta a ella, así su crecimiento será óptimo.

Por lo general el cuidado de la albahaca en casa es muy sencillo, además crecen de manera vigorosa, por lo que debes tener en cuenta algún trasplante. Lleva a cabo estos pasos y podrás disfrutar de esta rica hierba.