Así, la siembra de ajos viene a ser una opción viable para cultivar en casa, porque es una hortaliza muy utilizada generalmente en la preparación de alimentos. De manera que haremos una revisión general sobre las propiedades de este producto natural y sus tareas básicas de cultivo, a fin de impulsarte a sembrarlo en tu jardín.

Características generales

Se trata de una planta perteneciente a las liláceas, cuyos orígenes se remontan al sur de Europa y África. Es una hortaliza propicia para huertos caseros, ya que posee raíces cortas de fácil manejo, haciendo más prácticas las tareas de cultivo durante cada una de sus fases. Tiene un ciclo de vida de aproximadamente dos años y está estructurado a manera de bulbo que crecen en la base de las hojas, que a su vez están formados por dientes. La especie se agrupa en una inmensa variedad de prototipos, siendo los más comunes el ajo blanco y el ajo rosado.

No tendrás problemas en tener unos ajos en tu jardín

Beneficios y utilidad

Aunque su utilidad es más notoria en la preparación de un gran número de alimentos, por su sabor agradable y efecto como sazonador, también entre las propiedades del ajo destaca por ser altamente positivo en la disminución del colesterol, propiedades en el tratamiento de la hipertensión arterial, fortalecimiento del sistema inmunológico, antibiótico y como agente preventivo del cáncer estomacal.

¿Cómo cultivarlo?

El cultivo del ajo debe efectuarse en marzo, para aquellas zonas de climas fríos, y en las de climas templados, deberán sembrase entre noviembre y enero. En general, podemos decir que es una especie versátil en cuanto a climas, ya que puede resistir varias temperaturas durante su crecimiento, pero requiere de cierta frescura en la primera fase de su desarrollo.

Aprende cómo puedes plantar y cultivar ajos en tu jardín

La siembra se produce mediante un diente, y su germinación puede ser un poco lenta, así que hay que tener paciencia y cumplir correctamente con los cuidados de cultivo. Lo ideal es recoger el bulbo durante la primavera. La colocación de los dientes en los hoyos, debe hacerse dejando un espacio entre 15 y 20 centímetros, para un mejor manejo de la planta.

Una de las ventajas de esta planta, es su potente poder para repeler diferentes plagas, así que en general no es una especie con problemas de invasiones de insectos. Sin embargo, no dejes de hacer una revisión regular a manera de prevención.