Primero que nada, determinar si es un pez de agua dulce o agua salada, ya que introducir un pez en el ambiente inadecuado causara indefectiblemente que muera. Por lo que lo primero que debes hacer cuando compres el pez es consultar que tipo de pez es y en qué tipo de ambiente debe vivir.

En caso de que lo hayas sacado de su hábitat natural, es más fácil, pero si se te olvido puedes probar un sobro del agua de donde lo sacaste.

Cuidados de los peces de acuario

¿Qué tamaño debe tener un acuario?

Otro factor importante es el tamaño del acuario. Esto estará determinado por el tamaño del pez y la cantidad de peces que quieras tener. Como referencia, imagina que el acuario debe contener aproximadamente 5 veces al pez de largo, tres cuartos del largo de ancho y entre 3 y 4 veces de alto. Por si no quedó claro como ejemplo, un pez de 10 centímetros de largo y 4 de alto, deberá tener una pecera de 50 centímetros de largo, 35-40 de ancho y 30 o 40 de alto.

Si tienes 2 peces no tienes que hacer ese cálculo por 2, pero medianamente procura que sea un estanque en donde los peces puedan moverse libremente.

Otra cuestión importante es no mezclar 2 machos betta, porque pelearán hasta la muerte. Si mezclas especies, intenta averiguar la compatibilidad de cada una, ya que algunas son más amistosas que otras.

El estanque debe contener un filtro para el agua, a fin de mantenerla siempre limpia y evitarás que los peces se enfermen o mueran.

Filtros y regulardores de temperatura para el agua

Lo mismo si son peces de aguas más cálidas, deberás instalar un calentador de agua para que no mueran de frío.
La iluminación es importante también, lamentablemente la luz solar no es conveniente para usar en acuarios, por lo que tendrás que comprar una luz especial. Sin embargo, si no consigues esto los peces no morirán, pero procura ubicar el acuario en un cuarto bien iluminado.

Cuidad del pez betta

Una vez que tengas la pecera llena de agua, se recomienda dejarla con el filtro por 1 día, y recién allí introducir los peces al agua.

Y por último pero no menos importante: ¡No olvides alimentarlos! En la tienda te venden comida específica para cada pez. El vendedor te indicará cuanto le debes dar de comer dependiendo el tipo de pez.