Para ayudarte con esto, te damos varios consejos que podrás utilizar para cuidar más esta protección para tu dentadura. Estos son algunos de los principales cuidados para el esmalte dental, recuerda tener precaución con todo ellos para prevenir así problemas futuros que terminarían afectando a la salud de los dientes:

  • Cuidado con los alimentos ácidos: Cuando comemos un limón, tomamos un jugo de toronja o degustamos un rico postre de naranjas consideremos que el ácido cítrico es parte de estas frutas, pero además que estamos ante un ácido abrasivo como cualquier otro y no por ser ligero lo tomaremos menos en serio. Al consumir estos alimentos procuremos una limpieza rápida para que los dientes estén en contacto con los ácidos cítricos por el menor tiempo posible, eso sí, no inmediatamente de haberlos comido porque los dientes están vulnerables; y además procura, tomar con una pajita los zumos preparados con cítricos naturales para cuidar así el esmalte dental.
  • El azúcar es el segundo enemigo: No es un secreto que el azúcar es el enemigo a combatir para una correcta limpieza dental, pero además el exceso de azúcar debilita el esmalte porque favorece la aparición de bacterias que “comen” los dientes formando caries y dando así lugar a tratamientos de reparación de estos problemas. Evita las comidas muy azucaradas pero sobre todo, aquellas que pueden ser más blandas, difíciles de masticar, o tipo mieles viscosas, ya que estas azucares se pegan en los dientes y van directamente contra el esmalte. En cualquier caso, el cepillado después de comer es indispensable, ya que así se reducen los residuos de azucares que pueden estar debilitando los dientes.
  • Un correcto cepillado: El cepillado correcto de los dientes es fundamental para proteger el esmalte. Sin embargo, aun así conlleva un peligro si no se hace del modo adecuado. Incluso lo positivo puede ser perjudicial si se cepillara en exceso, ya que si se abusa de él, también puede dañar nuestros dientes y debilitar así el esmalte. Para que esto no pase asegúrate de que las cerdas de tu cepillo no sean demasiado rígidas, de que el cepillado no sea muy fuerte de tu parte y de que, no excedas el cepillado diario.

La limpieza de los dientes es importante, pero también el cuidado del esmalte y el mantenerlo en perfecto estado para evitar la vulnerabilidad ante caries y así evitar problemas más graves o que a la larga perdamos piezas dentales por un incorrecto cuidado del esmalte, esperamos estos consejos te sean de  gran utilidad.