Vamos a explicarte todos los aspectos en los que debes cuidar la higiene en la cocina, unos cuidados que pueden prevenir diferentes problemas por motivo de alguna contaminación alimentaria, algo que no queremos que suceda nunca. Es para ello importante mantener en buen estado todos los materiales que empleamos para preparar nuestros platos, especialmente estos que te detallamos a continuación:

  • Utensilios y tablas diversas: La contaminación se puede dar por diversos motivos, pero uno común es el uso de la misma tabla de picar y cuchillos para múltiples alimentos. Las carnes en especial son propensas a contener bacterias que pueden contaminar las verduras, debemos tener especial cuidado en no cortar o picar alimentos que cocinaremos con los mismos cuchillos o tablas con los que picaremos alimentos que comeremos crudos, ya que una ensalada con residuos aunque sean mínimos de sangre de cerdo o jugos de pescado puede ser una ensalada sí, pero de peligrosos cultivos de bacterias.
  • Ralladores, peladores y mandolinas: A veces sí consideramos los peligros que puede haber en tablas de picar, y acertadamente decidimos utilizar una tabla para las carnes que sea de vidrio o de cerámica, y una de madera o de plástico para cortar las verduras y frutas. Pero además los ralladores o cortadores de julianas, así como peladores deben ser parte de los utensilios que no es conveniente usar tras haber rallado alimentos que pueden contener bacterias.
  • Limpia los alimentos que lo necesitan: Las raíces como las zanahorias, el jengibre o jícama pueden contener mucha tierra incluso después de lavados, por lo que es recomendable tener cuidado con ellos, así los quesos también pueden ser una fuente de contaminación. Lava y desinfecta ralladores y demás utensilios similares.
  • Cucharones y utensilios en general: En sí para evitar las contaminaciones alimenticias es necesario no utilizar los mismos cucharones, espátulas o tenedores que empleamos para cocinar alimentos crudos y de origen animal con los ingredientes que consumiremos crudos, ya sean vegetales o embutidos, ya que esto es lo que expone a los alimentos a contaminación.
  • Desinfecta también los utensilios de cocina: Así, es recomendable además de lavar, el desinfectar de vez en cuando los instrumentos de cocinar y tablas, con más razón si se trata de aquellos que se elaboran con madera o con materiales que pueden guardar humedad, olores y bacterias.

Así que esperamos que todos estos consejos te hayan resultado útiles, es posible que no tuvieras el cuidado necesario hasta ahora con alguno de ellos, suponiendo un gran peligro para tu salud y la de tus comensales, sigue estas pautas para cuidar la higiene en la cocina y así prevenir cualquier problema mayor.