Pero hoy, el correo electrónico es tan importante como el número de teléfono. Está en los currículums que se entregan en las empresas, incluso en los organismo oficiales. Y por eso, debemos de cuidarlo y mimarlo para que podamos usarlo sin problemas.

El nombre del correo electrónico oficial

Es posible tener varias cuentas de correo para diversas cosas. Puedes tener una para darte de alta en suscripciones, sabiendo que posiblemente acabe recibiendo mucha basura. Otra para tus amigos, con un nombre divertido y donde intercambies todo tipo de correspondencia informal y un tercer correo que sea considerado el oficial.

Este último es el que debes de mimar por encima de todo, comenzando por el nombre elegido. Lo más serio es que tu correo electrónico lleve tu nombre de pila. Es habitual que si tienes un nombre corriente esté siendo ya empleado, por lo que puedes combinarlo con otras alternativas. Serían adecuados:

  • Tu año de nacimiento: joselpez1984
  • Tu ciudad: joselopezastorga
  • -Un juego de palabras con tu nombre y ambos apellidos: joselomar

No serían adecuados:

  • Tu nombre seguido de 69. Incluso si has nacido en ese año, sus connotaciones podrían hacer pensar a un posible empleador que están ante alguien que no se toma las cosas demasiado en serio.
  • Un apodo familiar gracioso, como josebolinche. Pasaría algo parecido, esa dirección puede estar bien para tu correo de amigos, pero no para tu correo oficial.
  • Tu nombre y el nombre de la empresa para la que trabajas, josemlesl. A no ser que te indiquen que crees un correo de ese tipo, podría parecer que utilizas de modo personal el nombre de la empresa para la que estás trabajando. Si quieren un correo oficial, normalmente te darán ellos una dirección.

El uso del correo oficial

Evita utilizar este correo oficial para darte de alta a suscripciones o para hacer cadenas. Puede pasar que acabes propagando virus, lo que podría dar una mala imagen profesional de ti. Imagina que trabajas en una empresa y todos los clientes acaban recibiendo un archivo de virus porque tú cometes un error, no solo comprometerías tu imagen, también la de tu empleador.

Ten mucho cuidado con los datos que hay en este correo, especialmente si estás manejando correos de clientes de una empresa. Nunca envíes correos en grupo dejando que se vean el reto de direcciones, no solo es muy feo, además es un delito.

Evita usar este correo para firmar manifiestos en Internet o incluso para tu página de Facebook. Es habitual que las empresas investiguen a sus posibles empleados y es tan fácil como meter en google su nombre y/o su correo. Quizás acaben saliendo cosas que no te gustaría que supieran en tu trabajo, así que cuida tu imagen en Internet y también la imagen de tu correo.