El recorrido por el Bósforo atraviesa varios palacios a sus orillas

Este estrecho conecta el Mar Negro con el Mar de Márnara haciendo una separación de la ciudad en dos partes, una europea y otra asiática. A lo largo de sus 30 km se encuentran dos puentes que permiten cruzar de un lado a otro: el Fatih Sultan Mehmed al norte y el Bogazici al sur. Cerca del puente del norte se puede ver la Fortaleza de Rumeli Hisar que es un hermoso castillo que data de mediados del siglo XVI.

En otra excursión podrás llegar hasta Bogaz Iskelesi y al llegar, se recorre el pueblo disfrutando de su vista y sus restaurantes.

Uno de los restaurantes en Bogaz Iskelesi

El Estrecho de Bósforo, Bogazici para los turcos es, según la mitología griega, un recuerdo de las constantes infidelidades de Zeus. Según la historia, Zeus transformó a una de sus amantes en vaca y Hera le envió un tábano gigante que la hizo correr hasta que la vaca saltó y se liberó del insecto, desde ese momento el lugar del salto se llamó Bósforo o Paso de la Vaca. Hoy en día este estrecho es considerado como una avenida más, es parte del paisaje urbano atravesado por miles de personas a través de los puentes o a través de los transbordadores. Pero también  es un gran punto turístico ya que su belleza es incomparable.

Los cruceros los puedes contratar junto al famoso Puente Galata que es un puente basculante de 490 metros ubicado en el estuario El Cuerno de Oro y une el Estambul viejo con la zona moderna. Este puente fue construido en varias oportunidades y tiene un lugar entre los mitos y leyendas urbanas turcas.

Las excursiones por el Bósforo que allí se contratan duran unas 2 o 3 horas y unen diferentes puntos a ambos lados del Estrecho con paradas obligadas en Besiktas, Kalinka, Yenikoy, Sariyer, Kavagi y Anadolu Kavagi.

El pueblo más famoso dentro del recorrido es Kalinka cuya mayor belleza es la Mezquita construida por el arquitecto Sinan en el siglo XVI. También tiene un puerto con casas de madera muy vistosas y un palacete llamativo.

Crucero a su paso por la localidad de Kalinka

En la orilla europea se encuentra Yenikoy que fue uno de los primeros asentamientos griegos en la época otomana. En la actualidad se pueden apreciar los viñedos y la Sinagoga Yenikoy.

Kavagi era una estación defensiva a través del Castillo Imros Kalesi, una antigua fortaleza bizantina que, junto a Anadolu, controlaban el paso del estrecho. En la actualidad, no solamente se disfruta de la historia sino de unos magníficos restaurantes donde se cocina el pescado de una manera típica.

Uno de los castillos que conoceremos en un crucero por el Bósforo

Y la última parada de nuestra ruta en crucero por el Bósforo, Anadolu Kavagi, antes de llegar al Mar Negro con su antiquísimo Castillo de Anatolia dominando la entrada al Mar Negro. Las vistas son espectaculares por lo que te aconsejo que no te lo pierdas.