Si ya es una enfermedad con muchas lagunas a la hora de tratar a humanos, todavía lo es más si nos referimos a perros o a gatos, puesto que es mucho más complicado llegar al diagnóstico de Crhon. Sin embargo, esta enfermedad ataca también a nuestras mascotas.

Síntomas de la enfermedad

El Crhon es más frecuente en perros que en gatos. Curiosamente en los perros ataca a menudo al intestino grueso, mientras que los felinos sufren más problemas con el intestino delgado. Si bien hay ciertas razas que parecen ser algo más propensas a  la enfermedad, realmente puede atacar a cualquier animal, incluidos mestizos, por lo que este no debe de ser un factor que influya a la hora de valorar si el animal puede estar sufriendo este problema. Los síntomas más frecuentes son:

  • Diarrea persistente a pesar de haber variado la dieta y asegurarse de que no hay parásitos. Presencia de sangre en las heces o de moco
  • Vómitos
  • Pérdida de peso
  • Apatía

Estos síntomas pueden ser debidos a otras enfermedades, por lo que el veterinario debe de realizar un estudio en el que se vayan descartando diferentes patologías que pueden causar esta sintomatología.

La mayoría de perros y gatos con estos síntomas tiene parásitos que no han sido detectados o eliminados con el tratamiento convencional, pero en algunos casos, pueden ser las primeras pistas de estar ante la enfermedad de Chron.

Tratamiento

Al no saber qué es lo que causa la enfermedad de Chron con certeza, tampoco se puede tratar de una manera igual en todos los casos, sino que hay que estudiar cada uno por separado y ayudar al animal a superar los síntomas.

En la mayoría de los casos es suficiente con seguir una dieta baja en grasas y que facilite la digestión. Existen en el mercado productos ofrecidos por las marcas más importantes y que están especialmente pensados para animales con problemas digestivos.

Estos piensos o patés ayudan en muchos casos a que la diarrea y los vómitos cesen y el animal pueda hacer una vida totalmente normal.

En otros casos es necesario un tratamiento basado en inmunodepresores y en los casos más graves puede ser incluso necesario intervenir quirúrgicamente, sobre todo si hay estrechamientos en el intestino que puedan causar obstrucciones.