Ingredientes

Para preparar este postre,  en una porción de dos copas, se necesitan 200 mililitros de zumo de mandarinas, media cucharada de maicena, una yema de huevo, una cucharada de azúcar glas y dos cucharadas de leche fría.

Preparación

Inicialmente debemos preparar el zumo de mandarinas, exprimiendo cada una y usando un colador para separar las semillas del zumo. Generalmente no consumimos el zumo de mandarinas, pero si lo pruebas notarás que su sabor es agradable y podría consumirse regularmente de esta manera.

Luego agrega la maicena a la leche y remueve para diluirla. Seguidamente debemos mezclar la yema de huevo con el azúcar, procurando que se compacten lo suficiente. Ahora deben unirse ambas mezclas, con la ayuda de una batidora eléctrica, ya que debe quedar homogénea.

Cuando la mezcla esté lista, la colocaremos en una olla durante al menos cinco minutos a fuego lento y seguimos removiendo para que espese un poco más. Luego apagamos el fuego y servimos la crema en las copas, dejamos enfriar, y luego las llevamos a la nevera, hasta el momento de servir. Pueden adornarse con un trozo de mandarina, trozos de manzana crujiente o cualquier elemento que consideres pertinente.

Como se observa, es un postre cuya preparación no tomará más de diez minutos, así que anímate a prepararlo. En caso de que no tengas mandarinas en casa, puedes escoger entre otras opciones de frutos cítricos como las naranjas u otras frutas parecidas, ya que la receta se adapta prácticamente a cualquier tipo de frutas. No obstante, debes asegurarte de su sabor, porque en algunos puede ser necesario agregar un poco más de azúcar.

Si necesitas preparar la receta en mayor cantidad, el cálculo de zumo de mandarinas debes hacerlo teniendo como base 110 mililitros por persona, así que solo debes multiplicar este número por la cantidad de personas, y así sabrás cuanto zumo necesitas. No te preocupes por la preparación, porque es muy fácil de hacer y no necesitas ser un experto en la cocina.