Una contraseña que recuerdes vs. Una contraseña segura

La mayoría de las personas piensan en crear una contraseña cuya principal característica sea el hecho de poder recordarla, de manera que sacrifican el grado de seguridad de la misma, y utilizan como base un nombre común o una combinación numérica que todo el mundo conoce.

Así, debemos saber que existe una forma de crear una contraseña que podamos recordar, pero que también sea lo suficientemente fuerte para mantenernos a salvo ante cualquier tipo de amenaza de invasión a nuestra información privada.

Escoge una canción

Seguramente debes tener una canción preferida. Así que lo único que debes hacer es escoger un verso de dicha canción o su título (si es largo), que servirá de base para establecer tu contraseña.  Supongamos que no te gusta la música o simplemente no quieres usar una canción, sino más bien el nombre de tu libro favorito o un verso de tu poema preferido, también es apropiado hacerlo en estos casos.

Selecciona uno o dos números

Luego debes seleccionar al menos uno o dos números con los que te identifiques. Lo ideal es que no sean números seguidos, para evitar que alguien logre identificar cuáles son. Estos números se repetirán tres veces dentro de la contraseña.

La contraseña debe ser fácil de recordar, pero a la vez contar con la seguridad necesaria

Elije entre vocales y consonantes

Una vez hecho esto, debes elegir entre utilizar vocales y consonantes, ya que la contraseña será identificada con el nombre del servicio para el que la vamos a utilizar. De este modo, debemos incluir las vocales o las consonantes de cada servicio para el que vamos a diseñar la contraseña. La ventaja es que siempre podrás recordarla, porque sabrás claramente a qué servicio pretendes ingresar.

Utiliza un símbolo

Recuerda que en algunos casos las contraseñas deben contener un símbolo. De modo que escoge uno que siempre utilices a fin de que puedas recordarlo fácilmente.

Define un patrón de orden

Finalmente es momento de elegir un patrón para ordenar todos estos datos que tienes hasta ahora, y decir si utilizarás la letra mayúscula y dónde piensas ubicarla. Supongamos que has elegido el orden que planteamos aquí, un ejemplo de contraseña segura sería:

Twttreaeltdc222555=

Las letras twtt, son para indicar que el servicio es Twitter, pero podríamos haber elegido las vocales y poner solo la i y la e. Luego agregamos un título de un libro: El amor en los tiempos del cólera, el número 2 y el número 5 repetido tres veces y finalmente el símbolo. Con este sencillo ejemplo, podrás personalizar todas tus contraseñas e impedir que alguien logre descifrarlas fácilmente.