Si juegas Halo –una franquicia de videojuegos exclusiva de Xbox, que pertenece a Microsoft- posiblemente conozcas el nombre de este asistente personal… Es así, Cortana es un personaje homónimo de esta serie de juegos, una chica con Inteligencia Artificial (IA) que acompaña a un súper soldado biológicamente modificado. Es así, tanto en el juego como en Windows, Cortana ha llegado para solucionarnos la vida.

El asistente fue creado para mantener al usuario al tanto de las cuestiones relevantes para su vida diaria, a modo de organizador inteligente. Comenzó estando disponible en teléfonos con sistema operativo Windows Phone 8.1 aunque no en todos los países, aunque luego estuvo en la Microsoft Band (un dispositivo que funciona, al mismo tiempo como un smartwatch –reloj inteligente- y como una pulsera cuantificadora) y finalmente en Windows 10. Tiene funcionalidades muy similares a Google Now del gigante Google y Siri de Apple.

El asistente de Windows utiliza un lenguaje natural, gracias al cual se le puede realizar preguntas, solicitar recomendaciones (utiliza Yelp, Foursquare y Bing como base de datos) o indicar que realice acciones, tal como sus aplicaciones competidoras de Google y Apple. Este organizador inteligente es altamente personalizable, ya que guarda información no solamente de los datos del usuario sino también de sus comportamientos “online”, de sus actividades en la web, además de registrar y recordar todas sus citas, tareas y eventos de la “vida real” de la persona.

Apareciendo tanto en Windows como en Android e iOS, Cortana se convertirá en un asistente multiplataforma, ya que se puede usar en versión de ordenador de escritorio como en móviles y de distintos sistemas operativos. A diferencia de sus competidores, Cortana incluye una “Libreta” donde acumula toda la información del usuario tales como las actividades diarias, sus búsquedas en internet, sus intereses, etc. El usuario puede manejar, eliminar o modificar esa información, haciéndola fácilmente accesible y controlable.

Por el momento, se sabe que Cortana se lanzará en versión beta (es decir, en el estado de “prueba” en el que se lanzan las aplicaciones para chequear y corregir sus errores) y únicamente en idioma inglés, esperándose así que funcione con errores y que no cuente con todas sus herramientas tal como lo hace en Windows.

La versión beta de Cortana se ha lanzado recientemente para que un número muy reducido de usuarios, residentes en Estados Unidos y China, pruebe la aplicación antes de lanzar públicamente la versión para todos los usuarios.

De esta forma, se estima que no falta demasiado para que la versión beta de Cortana sea lanzada en el sistema operativo móvil de Google. El asistente de tareas llegará a Android para competir con otras aplicaciones similares que ya ocupan un lugar importante en el mercado de los “organizadores inteligentes” para móviles. Habrá que ver cómo reacciona Google ante este lanzamiento, ya que su asistente Google Now podrá verse “reemplazado” por el de Windows.