Veamos un ejemplo

Si se negocia un CFD en el índice Nikkei 225 (índice de acciones japonesas que cotizan en  la Bolsa de Tokio) el rendimiento del CFD será el que tenga dicho índice: si el precio del Nikkei 225 se incrementa, el CFD también lo hará y si se vende y el precio del Nikkei 225 disminuye, el valor del CFD se volverá a incrementar. El funcionamiento es:

Explicación gráfica del funcionamiento de los CFDs

 

Apalancamiento, una característica de los CFDs

Es la capacidad de invertir con un porcentaje de plata propia y otro porcentaje de plata prestada (generalmente por el broker). Por ejemplo si dispongo del 10% del valor, el 90% lo pone el broker, esto es una gran ventaja cuando no se dispone de mucho dinero o se quieren hacer varias inversiones. El trato que se logre con el broker dependerá del fondo de garantía que se destine a tal operación.

Garantía

La garantía es el dinero que se aparta como forma de probar que se es solvente a la hora de afrontar las pérdidas. Por ejemplo, si la garantía de una acción es del 10% y la acción cuesta 90 dólares, nos están pidiendo que apartemos 9 dólares por acción para la garantía.

El punto más importante es determinar cuánto se está dispuesto a arriesgar de la cartera que disponemos, una buena regulación en este sentido marcará la diferencia entre una cuenta exitosa y otra que se agota en seis meses.