Materiales aconsejables

Hay que evitar materiales que contengan amoníaco, cloro, PVC, metales pesados, sustituyendo los cementos tradicionales por los naturales. En todo lo que sea parantes y columnas utilizar madera en lugar de aluminio o acero.

Para impermeabilizaciones evitar los bituminosos y los que tienen amianto, fibrocementos y aislantes a base de polímeros, en su lugar se puede utilizar corcho, fibras vegetales porque además de ser económicos reducen peso en la casa. Siempre hay que buscar la materia prima que menos elaboración tenga y en lo posible que sea local para alivianar los gastos de traslado. Un material que se está usando mucho es el cáñamo que se puede cultivar y luego usarse como parte de los materiales a usar.

Interior de una vivienda ecológica

También conviene considerar

Las dimensiones del terreno, esto nos dará más independencia al realizar un huerto orgánico.

En lo posible que no haya cables de alta tensión ni industria cerca que contamine. Cerciorarse que no esté contaminado el terreno con radiactividad, magnetismo, que no tenga una falla geológica y, en lo posible, analizar los sustratos de agua.

Cuando llega el momento de construir, no se encuentran grandes diferencias con una construcción común salvo en la preparación del adobe. La construcción, como ya dijimos es económica y luego la inclusión de equipamiento para utilizar energía solar, eólica o hidráulica aumentará su economía a largo plazo.

Posibilidades en los diseños

Se pueden ver dos tipos de diseños arquitectónicos, aquellos que se llaman extensivos donde se necesitan terrenos extensos porque la construcción es baja, son viviendas unifamiliares, camufladas con el entorno y los denominados intensivos que en teoría se podrían usar para desarrollos urbanos con construcciones en altura.

Está en nuestras manos caminar a favor de la naturaleza y el cuidado del medio ambiente.

Diseño de una Casa Ecoñógica