Existen infinidad de  lugares donde almacenar los alimentos, como la nevera o refrigerador, congelador, alacenas, canastas, y donde tu imaginación o tu decoración lo permita, pero siempre es necesario que tengas unas sugerencias en cuenta para que no contamines y dañes la salud de tus comensales, que son los que siempre se deleitan con tus platos.

En la nevera

Aquí debes guardar los alimentos que deben permanecer en frío, pero no congelados, como lácteos, huevos, salsas, jugos, comidas preparadas, carnes frías,  en ocasiones, es mi caso, la verduras como la lechuga, cebollas, tomates, habichuelas, calabacín, y muchas otras, me gusta tenerlas en la nevera para que estén siempre frescas, al igual que algunas frutas, que son más ricas para comer frías. ten en cuenta que tienes que tener todos estos alimentos en secciones diferentes para que no se contaminen, por ejemplo, los lácteos  bien separados de las verduras y frutas, también te aconsejo que limpies el refrigerador con regularidad para evitar alimentos dañados y malos olores que también crean contaminación en el resto de alimentos.

Nevera para la conservación de los alimentos

En el congelador

Todas las carnes rojas, pollo, cerdo, pescado, que no vayas a consumir en los próximos días, deben estar congeladas, aunque no por un largo periodo, pero si se pueden conservar por un par de meses, también puedes congelar los alimentos preparados, que desees comer en unos dias, eso si no muchos y al igual que en el refrigerador, debe estar todo separado, carnes rojas aparte de cerdo, al igual que el pollo y el pescado, y los alimentos preparados. nunca los almacenes mixtos. Puedes ocasionar contaminación cruzada, que como su nombre lo dice es la contaminación que se genera cuando un alimento entra en contacto con sustancias ajenas a él, un ejemplo claro, es la sangre de carne roja con alimentos ya preparados, pues la sangre  de carne roja puede contener bacterias que se transmiten de inmediato a los otros alimentos, por eso la carne tampoco se consume cruda.

Envases de cristal

Aquí puedes almacenar todos los alimentos que no necesitan refrigeración, como arroz, pasta, chocolate, especias deshidratadas, sal, azúcar, granos, galletas, dulces y más. También tienes que almacenarlos en orden, cada cosa bien cerrada y evitar que queden bolsas abiertas expuestas al aire, pues este los puede contaminar. en las alacenas también se suele guardan el pan, el cual debe ser consumido en el menor tiempo posible pues este se llena de moho con mucha facilidad, a veces aunque no se le vea, los hongos lo producen por dentro cuando comienza la descomposición.

Canastas

Utilizadas para frutas y verduras, siempre separadas las unas de las otras que aunque suene muy repetitivo, pueden ocasionar contaminación. Por lo general las frutas que están en canastas deben ser verdes o poco maduras, pues en la intemperie continúa el proceso de maduración (esto ocurre más lento en el refrigerador o no ocurre muchas veces). Lo que no me gusta de las canastas es que empieza a generar mosquitos volando por la cocina, por ejemplo en los bananos cuando están muy maduros, para mi es mejor tener la mayoría en el refrigerador.

Algunos consejos adicionales

Por último y muy importante:

  • Ten mucho Cuidado con las fechas de vencimiento, todos los alimentos las tienen y sin importar si se ven o no dañados hay que desecharlos, pues ya están en proceso de contaminación.
  • Lava siempre muy bien tus alimentos, las frutas y las verduras si es posible, introducirlas en agua con unas gotas de cloro o lejía, para matar cualquier bacteria perjudicial para la salud.
  • Limpia regularmente las zonas donde almacenas tus alimentos.