Y es que aunque Bolonia no es considerada una población integrada en la Toscana, el precio de sus vuelos suelen resultar muy atractivos en cualquier época del año y está conectada con Florencia a través de un tren de alta velocidad que une ambas localidades en media hora. Por lo tanto, te recomendamos que inicies tu recorrido desde la capital de la Toscana y desde ella te desplaces al resto de puntos de interés en transporte público o alquilando un coche. Especialmente si vas a viajar en familia o junto con más amigos, te recomendamos que elijas esta última opción ya que ahorrarás mucho más dinero que viajando en ferrocarril. ¿No sabes qué podrás ver en tu recorrido por la Toscana? Toma nota de lo que encontrarás en las ciudades más importantes de la Toscana.

Visita a Florencia, la capital de la Toscana

Una de las ciudades más visitadas de Italia, y en especial para aquellos que quieren conocer la Toscana, es Florencia. Es considerada una de las poblaciones más hermosas del país ya que sólo en el casco histórico podemos ver sus principales monumentos, plazas y museos. Si tienes planeado ‘escaparte’ a esta región italiana te recomendamos que dediques dos días para ver Florencia ya que cuenta con un rico y variado patrimonio. La Plaza del Duomo es la más turística y donde podemos encontrar la Catedral, el baptisterio y el campanario de la ciudad; tres hermosas construcciones revestidas en mármol verde y blanco.

Catedral de Florencia, en la Plaza del Duomo

Bañadas por las aguas del río Arno encontramos tres lugares imprescindibles en todo viaje a Florencia: la Plaza de Michelangelo, la Galería Uffizi y el Puente Viejo. Este último  es considerado el puente de piedra más antiguo de Europa y hoy en día es donde podemos comprar todo tipo de joyas en sus numerosos comercios de orfebrería. Frente a él, está uno de los mejores museos relacionados con la pintura del mundo: la Galería Uffizi. Ésta se encuentra al lado de la Plaza de la Señoría donde el Palacio Viejo, la Fuente de Neptuno y la Estatua de David captan todas las miradas. Y alejados del casco antiguo y en una de las zonas más altas de la población está la Plaza de Michelangelo, desde aquí se pueden tener las mejores vistas de Florencia con los hermosos paisajes de la Toscana rodeándola.

Dos imprescindibles en la Toscana

  • Pisa. A uno 80 kilómetros de Florencia está otra de las ciudades más conocidas de Italia y una parada indispensable en un recorrido por la región de la Toscana: Pisa. Si por algo se ha convertido en una población famosa en los cinco continentes es por su inclinada torre. Y es que viajar a Pisa es sinónimo de conocer uno de los monumentos más importantes del patrimonio italiano; desde lo alto de la torre y tras un ascenso de más de 300 escalones se pueden tener unas vistas impresionantes de la ciudad. Otros monumentos como la catedral o el baptisterio son también de visita obligada en todo recorrido

Pisa es una ciudad de visita obligada en la Toscana

  • Siena. Y sin duda uno de los mejores momentos de todo viaje a la Toscana es cuando se visita la localidad de Siena; un lugar donde parece que el tiempo se detuvo varios siglos atrás. Y es que pasear por las calles de Siena es sinónimo de recorrer hermosos edificios de estilo gótico y un casco antiguo que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad. Aunque es posible visitarla en una jornada, te recomendamos que si dispones de varios días puedas alojarte al menos una noche en Siena y descubras uno de los placeres principales de la ciudad: su gastronomía.

También merece la pena pasar durante nuestro viaje por la ciudad de Siena