En esta oportunidad, revisaremos consejos sencillos y fáciles de realizar para reducir las calorías en nuestra alimentación diaria. Ya sea porque quieres adelgazar o simplemente porque buscas mejorar tu calidad de vida, seguramente estos tips te resultarán extremadamente útiles. ¡No olvides tomar nota!

Hábitos para consumir menos calorías

Como bien dijimos anteriormente, reducir calorías suele ser a veces producto simplemente de saber elegir mejor los alimentos y productos que consumimos en el día a día. A continuación, algunos consejitos útiles para quienes buscan este objetivo sin complicarse demasiado la vida.

  • Menos grasas. Cuando vayas a elegir tus alimentos, procura escoger aquellos que cuenten con menos grasas en su composición. Por lo general, esto suele distinguirse a simple vista en el mercado viendo la etiqueta de propiedades nutricionales o, en el caso de las carnes, asegurándonos de que sean cortes magros. Sustituye los lácteos enteros por los descremados, opta por carnes magras y pescados y también quita el azúcar para reemplazarlo por edulcorante.
  • Cuidado con los aderezos. En muchas ocasiones creemos que por comer una ensalada estamos cubiertos y no vamos a engordar. Lo cierto es que los aderezos y aliños que utilizamos pueden contener incluso más calorías que la ensalada misma, por lo que tendremos que ser cuidadosos con la elección. Evita utilizar demasiado aceite, opta por alimentos más frescos y naturales como el jugo de limón o el vinagre.
  • Cocción. Otro punto que no debemos dejar de lado si queremos reducir calorías de forma sencilla. A la hora de cocinar tus alimentos, opta siempre por la plancha sin aceite. En el caso de los vegetales, si no te gustan crudos puedes hervirlos, aunque se recomienda hacerlo por pocos minutos ya que de lo contrario pierden la mayoría de sus nutrientes y sería como estar comiendo prácticamente nada. Para los alimentos empanados, olvídate de utilizar las freidoras y elige siempre el horno con una fina capa de rocío vegetal para evitar que se pegue a la superficie de la fuente.

Como ves, solo basta con realizar pequeños cambios en nuestros hábitos alimenticios para obtener buenos resultados y reducir en una buena cantidad las calorías que consumimos día a día.