He aquí los elementos claves al momento de tatuarte por primera vez.

  • Escoger el tatuador: Debes ser muy cauteloso al momento de escoger al tatuador, ya que de este factor depende en gran medida que el proceso se realice eficazmente. Aunque será tu primer tatuaje, deberás investigar de forma exhaustiva sobre la experiencia de esta persona y otros trabajos que haya realizado. Lo ideal es que sea un tatuador profesional, y te explique claramente los procedimientos a realizar, incluyendo las contraindicaciones que puede tener el proceso.
  • Preparación antes de la sesión: Antes de la sesión debes prepararte de forma adecuada, evitando consumir alcohol y drogas, para no incrementar el sangramiento en caso de que suceda. Claro está, si el tatuador es profesional, no se atreverá a realizar el procedimiento si observa alguna irregularidad en cuanto a tu estado físico. Igualmente, debes estar muy bien hidratado, para evitar resequedad en la piel y mantener la circulación sanguínea.
  • Piel limpia: Es muy importante que la superficie a tatuar esté limpia y bien expuesta. En este sentido, debes pensar muy bien cuál zona de tu cuerpo será tatuada, a fin de que puedas poner en práctica los cuidados posteriores al tatuaje.
  • Vacunación: Sería ideal que te sometas a un proceso de vacunación, sobre todo en cuanto a virus que pueden trasmitirse por el uso de agujas, ya que este será el instrumento principal en la realización del tatuaje. Entre las vacunas más recomendadas, está la de la hepatitis B. Igualmente, asegúrate de que el tatuaje se realice en un lugar con los equipos y el personal adecuado.
  • Alergias: Investiga si eres alérgico a las tintas, ya que algunas veces esto puede ser un problema, y causar una lenta cicatrización, por haber elegido pigmentos que no son compatibles con tu piel. Todo esto deberás aclararlo con antelación, de acuerdo a las indicaciones del tatuador.
  • Cuidados luego del tatuaje: Como en otros procesos, los cuidados posteriores son muy importantes para el resultado final, así que el tatuador debe hacer diversas recomendaciones, como no exponer la zona del tatuaje al sol o al calor durante cierto tiempo, cubrir la zona con una material especial, etc.