Si no quieres que la fiesta se convierta en una absoluta tortura estos son los consejos que debes de tener en cuenta.

Consejos a la hora de comprar los zapatos

A no ser que tengas pies todoterreno y sepas que aguantas lo que sea, no compres los zapatos por Internet. Es cierto que hay tiendas en las que se ofrecen fantásticas réplicas de zapatos de firma a un precio muy bajo o calzado original de fiesta muy rebajado. Pero no sabrás de qué modo encajan en tu pie y cómo te quedan de cómodos.

Aunque la comodidad del zapato se descubre caminando con ellos, hay pequeños detalles que ya se ven al probarlos y por eso es imprescindible hacerlo. Las plantillas de gel son una gran ayuda para aguantar este tipo de calzado pero ocupan sitio en el interior. Por eso, cuando vayas al comercio llévalas en el bolso y prueba el calzado con la plantilla para asegurarte de que la vas a aguantar.

Elige modelos con un poco de plataforma. Es cierto que algunos diseñadores la odian y la consideran muy poco elegante, pero lo cierto es que ganarás en comodidad porque el pie no irá tan inclinado. Cada centímetro de plataforma es un centímetro que le restas al tacón.

También debes escoger materiales flexibles como la piel, que se adaptan bien y que se acomodan a la forma de tu pie. El plástico puede ser bonito y muy llamativo pero te hará sudar y además no se adaptará a tu modo de caminar.

Consejos para la boda

No acudas a la boda sin haber estrenado los zapatos. Debes de ponerlos para estar por casa y adaptarlos bien a tus pies para que el día de la boda no te sorprendan con rozaduras o apretones que no esperas. Si la boda es en verano ten en cuenta que el pie puede hinchar así que si es muy estrecho llévalo a la horma.

Lleva en el bolso tiritas de gel transparentes. Serán tus mejores aliados si los zapatos acaban por lastimarte. No solo te evitarán los roces, también calmarán el dolor. Hay en las farmacias cremas anestésicas para los pies que, aunque no son recomendables para todos los días, se pueden utilizar en un día especial y te ayudarán a aguantar con el calzado durante más horas.

No olvides que lo más importante es pasarlo bien, por eso si llegado el momento del baile sientes que los zapatos te lo impiden, es el momento de recurrir a las princesitas de emergencia que llevabas guardadas en el maletero del coche. Elige unas bonitas, de fiesta y adecuadas pero muy cómodas y, ya hechas las fotos y lucidos los trajes, piensa solo en disfrutar.