Para quienes no lo saben, los celiacos no pueden consumir ningún alimento que contenga gluten. Hoy en día, vivir con esta enfermedad ya no es un problema ya que en el mercado mismo se pueden conseguir la mayoría de los productos en su versión “libre de gluten”. Si tienes un pequeño en la familia que padece de celiaquía, puede que los consejos que hoy tenemos para ti te resulten muy útiles. ¡No te los pierdas!

Consejos para padres y familia de celiacos

Consejos para padres con niños celiacos

Las tentaciones suelen estar presentes en todos los ámbitos de la vida, pero se acentúan un poco más cuando se trata de niños pequeños que padecen de celiaquía y no comprenden que existen ciertos alimentos que no pueden consumir. Si tu hijo padece esta intolerancia al gluten, toma nota de estos consejos:

Educar desde chicos. El primer paso para que un pequeño con celiaquía pueda comprender lo que le pasa y así evitar ponerse a sí mismo en situaciones peligrosas para su salud es educándolo desde pequeño y haciéndolo consiente de su realidad. No hace falta esconder aquellos alimentos que el niño no puede consumir, y resulta mucho más acertado explicarle de la mejor manera posible que existen productos que él puede comer y otros que no.

Diferenciar. En este caso, el consejo va directamente para los padres: siempre mantengan separados los productos para celiacos de los regulares. A la hora de cocinar, asegúrense bien de que están utilizando los productos adecuados, sobre todo cuando se trata de familias donde se cocinan dos menús diferentes.

Involucrarlos en la cocina. Nada más didáctico y educativo para un niño que padece de celiaquía que participar con sus padres a la hora de cocinar sus alimentos. Involucra al pequeño al momento de preparar su comida, así podrá ir aprendiendo las propiedades de cada una y cuál es la forma correcta de prepararlos para que no le hagan daño.