Ten presente estos consejos que te damos a continuación para eliminar el mal aliento de una vez por todas y así podrás disfrutar de una sensación de mayor comodidad, sin enfrentarte a la terrible situación de inseguridad que genera este problema cuando hablas con otras personas. Estas son nuestras sugerencias:

  • Más limpieza, lengua y dientes: En ocasiones la rutina dental de limpieza que llevamos no es suficiente porque no la realizamos completa. Integra a tu rutina el hilo dental y un limpiador de lengua individual, no ese que viene junto al cepillo de dientes sino aquellos que limpian la lengua. Con esto te sorprenderá la cantidad de comida que se acumula entre los dientes pues la sacarás con hilo y cómo tu lengua queda más limpia y fresca.
  • Toma infusiones que limpien la boca: Jugo de limón y agua mineral, un té de jengibre o el té de manzanilla, estas infusiones tienen la característica de contar con ingredientes que eliminan las bacterias, mismos que por supuesto te ayudarán a descartar de manera natural aquellas que se resistan a morir con la limpieza regular. Tómalas después de comer y tras haber lavado perfectamente tus dientes.
  • Cuida tu alimentación: Algunos alimentos dejan mal aliento, eso lo sabemos ya que al comer ajo o cebolla sentimos ese olor intenso que estos tienen, pero además las grasa, los azúcares o las carnes rojas pueden generar desde dentro un mal aliento que se perciba por mucho tiempo. En este caso con la cepillada se puede solucionar, pero a la larga el mal aliento será reflejo de tu forma de alimentarte.
  • Consulta a tu médico: A veces un problema de mal aliento va más allá de la limpieza, de hecho si notas que a pesar de tomar todas las medidas que hemos mencionado y esforzarte por hacer más cosas como masticar chicle, comer especias como el clavo o la canela así como siempre usar mentas, a pesar de eso sigues sufriendo de mal aliento, puede que esto se deba más a un problema de digestión o de salud en sí que a uno de limpieza, consulta a tu médico porque probablemente tu cuerpo está tratando de decirte que algo no anda bien.

El último punto siempre debemos tenerlo presente, es posible que el problema de mal aliento se deba a algún problema de salud, aunque siempre es bueno seguir los consejos que mencionábamos para asegurarnos de no incomodar a aquellos con los que hablamos, causando una buena impresión.