1. Peinado. Uno de los aspectos que más debe cuidar el novio el día de su boda es el peinado que va a llevar. Aunque no son tan elaborados como el de sus futuras mujeres, sí que debe ser uno de los preparativos a tener en cuenta antes de ir al altar. Para los que suelen llevarlo corto y quieren  lucir su ‘look’ recién salido de la peluquería, les recomendamos que lo hagan una semana antes. Si te lo cortas el día de antes no queda tan natural como cuando ya han pasado unos días; además, si quedan pequeñas imperfecciones no serán visibles con el paso de una semana. No te pases con la gomina, es preferible que utilices laca como fijador. Si vas a usar cera, prueba días antes cómo te queda el pelo ya que para los pelos muy finos da un aspecto graso y no es tan efectivo como otro tipo de geles fijadores.
  2. Afeitado. ¿Eres de los que siempre llevan barba, bigote o perilla o prefieres ir perfectamente afeitado a diario? Generalmente siempre se ha relacionado a un hombre afeitado como muestra de cuidado y limpieza de su aspecto; pero desde hace años que llevar una cuidada barba es muy atractivo ente las mujeres. Si a ti y a tu futura esposa os gusta tu imagen con bigote, perilla o barba, mantenla en el día de la boda. Para lucir una barba cuidada, te recomendamos que te afeites dos o tres días antes de la boda, y en la fecha del enlace, te retoques la forma que le quieres dar. Si vas a lucir perilla o bigote, te recomendamos que te lo retoque un profesional en algún centro de peluquería o estética. Si te vas a casar totalmente afeitado, hazlo por la mañana nada más levantarte ya que es cuando la piel está más relajada.

Es necesario afeitarse el día de la boda o en caso de llevar barba que esté bien cuidada

  1. Bronceado. Igual que para aquellas novias que quieran lucir un bonito bronceado el día de la boda, los hombres podrán seguir los mismos consejos. Tienes varias opciones para obtener un tono de piel más oscuro al tuyo habitual. Utilizar un autobronceador es la forma más rápida para obtener resultados palpables en poco tiempo, sin embargo, es preferible que vayas a un centro de estética y te lo hagas mediante spray ya que hay que extenderlo con mucho cuidado para que quede perfecto. Los rayos UVA o tomar el sol son el método más costoso en cuanto a tiempo e incluso dinero, ya que en ambos casos deberemos invertir en cremas protectores para cuidar la salud de nuestra piel.
  2. Maquillaje. ¿No sabías que los novios también se maquillan? Evidentemente no va a ser un maquillaje tan exhaustivo como el de una novia, pero conseguirás lucir radiante en este día en el que captarás todas las miradas. Además, evitarás salir con brillos en las fotografías ya que éstos se producen por el exceso de sudor ocasionado por el calor y nervios. Una liguera base de maquillaje tapará las imperfecciones del rostro, ofrecerá un tono de piel similar y evitará ojeras causadas por el estrés de la boda.
  3. Cuidado de uñas. Aunque las manos de la novia son las que más miradas atraerá durante la ceremonia al ser la que lleve el ramo, las manos de los novios también deben lucir perfectas. Muchos invitados os pedirán que les enseñéis los anillos y no cuesta nada dedicar un poco de nuestro tiempo a hacernos la manicura. A diferencia de las mujeres que tienen más opciones para elegir su esmalte, los hombres sólo deberán aplicarse un brillo discreto. Previamente, os aconsejamos tenerlas el día de antes en agua caliente durante 10 minutos, hidratarlas bien, echar la cutícula hacia detrás y recortarla las uñas en forma redondeada.
  4. Cejas. Muchos hombres tienen unas cejas espesas que generalmente suelen depilarse, pero hay otros novios que nunca se han hecho las cejas. Si es tu primera vez, acude a un profesional para que les de la forma adecuada a la forma de tu cara; esto se consigue según la forma de cada ceja y la distancia entre tus ojos y alineación con la nariz. Hazlo un par de días antes ya que si te las depilas en el mismo día, pueden quedarte rojeces difíciles de disimular horas más tarde.